Matthew McConaughey tuvo que dejar de lado su alimentación saludable y comenzó a comer hamburguesas con queso todo el día para aumentar de peso.

Si bien hay un montón de estrellas del cine, no todos tienen el mismo talento o compromiso con sus papeles. Es que aunque les apasione la actuación, muchos lo ven como un trabajo y no se esfuerzan más allá para interpretar a sus personajes, a diferencia de otros que se animan a hacer grandes sacrificios.

¡Y definitivamente son reconocidos por ello!

Es que algunos llevaron sus esfuerzos al límite y se sometieron a tortuosos entrenamientos o exigentes dietas, y otros hasta pusieron en juego su higiene con tal de hacer brillar a sus personajes.

¡Eso sí que es compromiso! ¿No crees?

Al menos así lo demostraron en 12 oportunidades estos famosos, que son reconocidos por ser “actores de método”, pues son capaces de transformar toda su apariencia y hasta personalidad con tal de inmiscuirse en los personajes que deben interpretar.

¿Quieres saber de qué estrellas de Hollywood estamos hablando y cuáles fueron los esfuerzos que hicieron? Descúbrelo en esta lista que te mostraremos a continuación:

1. Halle Berry dejó de ducharse y afeitarse las axilas por dos semanas para su papel en “Fiebre de amor y locura”

East News / Universal Pictures

2. Tom Hiddleston trabajó sirviendo a gente en un hotel real para prepararse para su papel en “The Night Manager”, película en la que dirigía un hotel

Jim Smeal / The Ink Factory

3. Brad Pitt se sometió a un serio régimen de ejercicios y pruebas para “Corazones de hierro”

Jordan Strauss / Columbia Pictures

“Todo fue creado para quebrarnos, para que sintiéramos frío, para mantenernos exhaustos, para hacernos sentir miserables. Nuestra ropa estaba húmeda. Comíamos comida fría. Y si nuestras cosas no estaban en orden, nos multaban con ejercicios físicos. Nos levantábamos a las 5 de la mañana, y por la noche estábamos de guardia una hora cada uno”, reveló el actor en una oportunidad.


4. Renée Zellweger tuvo clases de música por un año para poder cantar en vivo como Judy Garland en “Chicago”

Andrews Archie / Pathé

5. Natalie Portman comenzó a hacer ejercicios de fuerza para desarrollar el cuerpo musculoso que mostró en “Thor: Amor y trueno”

East News / Marvel Studios

6. Bradley Cooper sufrió ganando peso para “Francotirador”

East News / Warner Bros

“Fue estresante para mi cuerpo. Una cosa es permitirse una pizza o un pastel, y otra muy distinta consumir 6000 kcal cada día. Es muy agotador”, reveló el actor, quien además aseguró que comía 5 comidas al día, preparadas por un chef especialmente para él. Además, consumía muchas barridas de proteína.


7. Amanda Brugel usaba piedras en sus zapatos para sentir incomodidad y mostrar el dolor de su personaje en “El cuento de la criada”

East News / MGM Television

8. Anne Hathaway siguió una dieta de alimentos crudos y tomó clases de yoga, tal como hacía Rebekah Neumann, a quien interpretó en “WeCrashed”

East News / Apple Studios

9. Alexander Skarsgard tuvo que seguir dos dietas para lograr el físico que mostró en “La leyenda de Tarzán”

East News / Village Roadshow Pictures

La primera dieta consistía en comer 7 mil calorías al día, que eran básicamente en carne y papas, y la segunda excluía los carbohidratos simples, todo mientras se ejercitaba duramente.

Fue tan estricto el proceso, que tras 3 meses haciéndolo, recién su entrenador le permitió “romper” la dieta, y el actor lloró de felicidad.


10. Jessica Chastain trabajó en su timidez para atreverse a cantar frente a una cámara para la película “Los Ojos de Tammy Faye”

Invision / Fox Searchlight Pictures

11. Daniel Day-Lewis pasó 3 días en una celda y estuvo 9 horas sin interrupción en un interrogatorio real, para prepararse para su papel de un preso en “En el nombre del padre”

Mary Evans Picture Library / Universal Pictures

12. Matthew McConaughey subió de peso para “Gold” pese a que le dijeron que podrían ponerle una prótesis para aumentar su barriga

East News / Black Bear Pictures

“Durante 6 meses, comí lo que quise. Y no pensé en ninguna consecuencia”, reveló el actor, quien se hizo adicto a las hamburguesas con queso y luego le tomó trabajo volver a una vida saludable.

Puede interesarte