Y Tom Cruise le regaló un peine, un sartén y un gato a Katie Holmes.

Los famosos nunca dejan de sorprendernos. Y como lo tienen claro, siempre intentarán superarse una y otra vez para desafiar nuestras expectativas. Al menos así lo hemos visto en numerosas bodas, en las que lograron hacerlas tan llamativas, que jamás las olvidaremos.

¿Quieres saber quiénes aún continúan en la memoria tras varios años de casarse, y algunos incluso separarse?

Aquí te los mostramos:

1. Tom Cruise y Katie Holmes

AP / East News

La pareja se casó en un fastuoso castillo italiano siguiendo los ritos de la cienciología. Por eso, como muestra de amor y fidelidad, Tom Cruise le entregó a Katie un peine, una olla y un gato.


2. Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick

Instagram @sarahjessicaparker

La actriz, icono de la moda femenina revolucionó su boda cuando eligió un vestido negro, contrario a la tradición de llevar uno blanco.


3. Nicole Richie y Joel Madden

Instagram @nicolerichie

Todos sabemos que Nicole Richie vive de los lujos. Así que no es muy extraño que se cambiara tres veces de vestido en su boda, una para cada momento del evento. Sin embargo, lo que más sorprendió fue el animal que la llevó al altar: un elefante entrenado llamado Tai, que suponía iba a darles suerte.


4. Pamela Anderson y Kid Rock

Gregg DeGuire

La actriz y el músico se casaron vestidos con bañadores y sombreros de marinero a bordo de un lujoso yate en Saint-Tropez, sin embargo la ceremonia se extendió en otras tres ciudades de Estados Unidos.


5. Miranda Lambert y Blake Shelton

Instagram @mirandalambert

La estrella country se casó luciendo el mismo vestido que había usado su madre en su matrimonio, y lo combinó con unas botas tejanas plateadas. Pero eso no fue lo más curioso, sino la cena, que incluía un plato con carne de venado ¡cazado por la misma cantante!


6. Ashlee Simpson Y Pete Wentz

COLECCIÓN EVERETT / East News

La boda de estos dos artistas fue muy romántica. Habían 10 mil rosas negras y el perrito del novio se encargó de llevar los anillos hasta el altar y el padre de la novia ofició la ceremonia.


7. Elizabeth Hurley y Arun Nayar

Marcel Thomas

La pareja definitivamente no pensó en los gastos para su matrimonio. Hicieron una enorme boda como de cuentos de hadas. Primero tuvieron una ceremonia anglicana y luego la fiesta de celebración duró seis días, según la tradición india. Finalmente tuvieron una boda hindú.


8. Elizabeth Taylor y Larry Fortensky

Instagram @ElizabethTaylor

Michael Jackson prestó su rancho Neverland para que la actriz se casara por octava vez. Incluso, fue él mismo quién la llevó hasta el altar. Y como hubo muchísimos invitados famosos, cientos de periodistas y fotógrafos llegaron para intentar tomar alguna fotografía. Es más, varios helicópteros sobrevolaron el lugar para captar alguna imagen, y un fotógrafo incluso se lanzó en paracaídas mientras se oficiaba la boda.


9. Dennis Rodman y Carmen Electra

Pichette Andre / ABACA / East News

El jugador estrella de la NBA no solo sorprende por su gran talento en la cancha, sino que también por su peculiar sentido de la moda. Al menos así lo demostró cuando se casó con la modelo y actriz Carmen Electra, pues fue él quien lució un hermoso vestido blanco, mientras que ella llevó un smoking.


10. Britney Spears y Kevin Federline

Ap / East News

Esta fue una boda totalmente express, pues ambos se habían conocido solo tres meses antes. Fue tan inesperado, que cuando los invitados llegaron pensando que se comprometerían, recibieron una tarjeta que decía “¡Sorpresa! Hoy es nuestra boda!”.


11. Kendra Wilkinson y Hank Baskett

RE/Westcom/starmaxinc.com/East News

La pareja se unió en matrimonio en la mansión Playboy, donde Kendra vivió por muchos años. Es más, el mismo Hugh Hefner se la ofreció después de enterarse del compromiso. Por supuesto, él asistió acompañado de sus tres novias de ese momento. Esto no resulta tan extravagante, sino el hecho de que Hefner y Wilkinson fueron pareja con anterioridad.


12. Mariah Carey y Nick Cannon

Mike Coppola

Mariah y Nick celebraron una boda a lo grande. Sin embargo, fue la renovación de sus votos lo que más llamó la atención, pues lo hicieron a lo Disney, con el castillo de la Bella Durmiente de Fondo. Y por supuesto Mariah era la princesa.

Puede interesarte