Por José Pablo Harz
4 septiembre, 2015

Hay uno que tiene más de cinco mil años

Creo que muchos coincidirán conmigo cuando digo que Waterworld (ay, Kevin Costner) debe ser una de las peores películas que se hayan hecho con una tan buena idea en la cabeza: el tema de civilizaciones debajo de grande lagos o océanos hay que dejárselos a los maestros de la ciencia ficción. En la vida real, tenemos que conformarnos con villas, pueblos y ciudades que fueron sumergidas por catástrofes naturales o por la necesidad (seguro había otras formas) de generar energía.

[jwplayer player=”2″ mediaid=”256183″]

Igual, tomar un tanque de buceo y sumergirse en estas historias será inolvidable:

1. Mediano, España

20 casas y 223 personas alcanzaron a habitar este pequeño poblado en España, hasta que en 1974 se creó un embalse con el objetivo de regar las tierras cercanas y, en segundo lugar, generar energía eléctrica. Ahora, la punta de la iglesia -construida en el siglo 16- que sobresale de las aguas es el único recuerdo de Mediano.


2. Kaliazin, Rusia

Si alguien visitó Rusia y caminó por las calles de Kaliazin, no es que tenga la habilidad de caminar sobre el agua. Lo que viste es una nueva versión de esta localidad que fue reubicada luego que en 1940 Joseph Stalin tomara la decisión de construir un embalse y, de esta forma, sentenciar el futuro de la antigua ciudad, incluido el monasterio y la catedral de San Nicolás, cuyo campanario sobresale entre un gigantesco manto de nieve en invierno.


3. Ciudad Monumento, Indiana

En 2012 una de las mayores sequías del último tiempo se vivió en el Medio Oeste de los Estados Unidos. Además de los enormes problemas que trajo para la agricultura, ocurrió un hecho que sorprendió a muchos de los habitantes de Indiana, sobre todo a los más jóvenes. El embalse Salamonie comenzó a perder agua hasta secarse por completo y dejó a la vista vestigios de lo que fue la Cuidad Monumento, que albergó cerca de 30 familias hasta el año 1965.


4. Alejandría, Egipto

En Alejandría viven actualmente cuatro millones de personas y es la segunda ciudad en importancia en el país del norte de África. Y, claro, no es un misterio que en esa zona los descubrimientos arqueológicos se pueden hacer con una pala y un balde de plástico, pero lo que ocurrió en 1994 fue mucho más que eso. Una directora de cine local, mientras rodaba una película en las costas de la ciudad se dio cuenta que el sedimento de las columnas de cemento que estaban sumergidas amenazaban con sepultar las ruinas que las rodeaban. Esa alarma obligó a investigar esa zona submarina y todo terminó con uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de la historia.


5. Pavlopetri, Grecia

Esta debe ser sin duda una de las localidades más espectaculares de esta lista. Según los científicos, esta ciudad ubicada en la costa sur de Laconia tiene más de 5.000 años de historia. Y no sólo eso. A diferencia de sus pares, aquí existe un plano completo, con sus calles y edificios perfectamente demarcados. El único misterio que aún permanece sin resolver es cómo llegó a sumergirse más de cuatro metros por debajo del nivel del mar.


6. Port Royal, Jamaica

A diferencia de la anterior, aquí la razón del hundimiento no tiene lugar para interpretaciones: en 1692 ocurrió un terremoto que cambió la geografía de la isla que en ese tiempo era gobernada por Gran Bretaña. Los movimientos de tierra, sumado a los reiterados tsunamis pusieron bajo agua a la principal terminal comercial de Jamaica durante el siglo XVII.


7. Villa Epecuén, Argentina

Lo que en su momento fue uno de los sitios turísticos por excelencia en Argentina, alcanzando los 25 mil visitantes durante el verano, en 1985 desapareció debido a fuertes lluvias que desbordaron el lago Epecuén y terminaron haciendo desaparecer esta poblado. Recién en los últimos años las aguas descendieron y poco a poco comenzaron a aparecer ruinas muy a maltraer de lo que alguna vez fue un paraíso del sol y los deportes acuáticos.


8. Pirámides de Yonaguni, Japón

Este es el caso más ambiguo de todos, porque aún no se llega a la conclusión sobre si estas estructuras (monumentos para los japoneses) fueron construidas por antiguas civilizaciones o realmente son formaciones naturales. Existen especialistas de uno y otro lado, pero la verdad es que actualmente, estas pirámides descubiertas en 1988, son una atracción mayor para los turistas que llegan hasta la isla de Yonaguni.


9. Las villas de Ontario, Canadá

1940rzyy6zt1hjpg

Geoff Manaugh

Aquí volvemos al caso de ciudades sumergidas intencionalmente por el hombre. La construcción de un camino marítimo desvío las aguas sobre esta localidad, hecho que no impidió que quedaran perfectamente conservadas bajo el agua. Podría ser la casa de Aquaman.


10. Ciudad León, China

En 1959 la construcción de una represa con fines hidroeléctricos sepultó a Shi Cheng o Ciudad León. Esta es una de las ciudad sumergidas mejor conservadas del mundo y se puede notar perfectamente la cultura arquitectónica de la Dinastía Han. Deben haber demasiados lugares como este en China para sumergir completamente construcciones que datan del año 200. Sí, hace 1800 años…


11. Catskill, New York

La Gran Manzana debe tener la mayor concentración de pueblos sumergidos en América, gracias a la necesidad de hidratar en los primeros años del siglo XX a una ciudad que se moría de sed. Así, entre 1910 y 1928 una docena de pueblos rurales fueron tapados con agua para crear la represa Ashokan. Cuando la sequía llega hasta la Costa Atlántica, los residentes de la zona afirman que los techos de casas, iglesias y escuelas se dejan ver.


12. Potosí, Venezuela

2937692939_c323035788_z

Juan Tello

Hasta el 2008 llegar a esta zona de Venezuela era toparse con una cruz que sobresalía desde un lago artificial creado en 1985 para generar energía eléctrica. Pero ese año, una sequía relacionada con el fenómeno del niño comenzó a secar poco a poco este lugar, hasta que en 2010 la iglesia quedó totalmente descubierta y se pudo observar lo que en el pasado era un cementerio y la plaza central del pueblo.

 


13. St. Thomas, Nevada

La construcción en los años ’30 de la enorme represa Hoover Dam es la responsable de la desaparición de esta otrora comunidad mormona que se dedicaba a la agricultura. Durante la sequía que afectó al lugar en 2005, se pudieron apreciar más de 40 edificios, incluidos la escuela y una tienda donde se vendían helados.


14. Vilarinho das Furnas, Portugal

vilarinhodasfurnas1

Benkeboy

Este es otro caso donde la necesidad de generar energía acabó con la vida de un pueblo milenario. Según historiadores esta localidad fue construida por los romanos en el siglo I y albergó un pequeño poblado hasta que la Compañía Portuguesa de Electricidad decidió en 1972 construir una represa en esa zona. Energía por cultura, un debate eterno.

Puede interesarte