Por Daniela Morano
23 junio, 2017

Ni siquiera deberían llamarse festivales de música.

Si alguna vez haz ido a conciertos sabrás que puede ser una increíble experiencia o una para no ir nunca más. Si bien la experiencia de escuchar a tu banda o cantante favorito en vivo es una maravilla, los empujones, ser aplastado, el sudor, ser bloqueado por una persona altísima, no es precisamente lo que alguien querría. En un festival es todo eso, pero diez veces peor.

1. Los festivales son como acampar, pero menos pacífico. En vez de la naturaleza, ves a niños volados u orinando cerca tuyo.

Twitter benoo_brown

«Un hombre cubierto en su propio excremento aspirando metanfetamina del trasero de su amigo».


2. Y olvídate de la higiene. Eso no existe.


3. El clima nunca, nunca es el ideal.

imgur

«Cuidado piso mojado».


4. O sentirás mucho frío o un calor con el que es imposible lidiar.

Facebook

«Persona sobria».


5. No se te ocurra tener que ir al baño.

Twitter DanielRosney

6. ¿Alguien entiende la moda de estos festivales? No.

Frazer Harrison

7. Pasarás la mayoría del tiempo cruzando masas de gente o terrenos vacíos.


8. Y es seguro que verás cosas que no quieres ver.


9. No puedes entrar comida, y la que te venden es mala y cara.

Instagram natdfoodtruckassoc

10. Si vas con amigos no esperes encontrarlos al final del día.


11. De seguro perderás alguna preciada posesión.


12. Pasarás más tiempo recuperándote de las heridas del festival que en el festival mismo.


13. ¿Escuchar música? Olvídalo.


14. La peor parte, es que gastarás una innecesaria cantidad de dinero sólo por entrar.

Tumblr

Puede interesarte