Y Keanu Reeves tuvo grabar una escena íntima con la esposa del director… delante de él.

Aunque a veces parezca que los actores no tienen problemas en interpretar un determinado papel, sí que lo tienen. Incluso muchos han pensado en renunciar en medio de los rodajes porque no están cómodos con el guión y lo que deben hacer.

Pero como ante todo son estrictamente profesionales… muchos deciden continuar.

Y terminan tomándolo como un completo desafío:

1. Rápido y furioso: Michelle Rodríguez

Universal Pictures

Después de que la actriz leyó le guión y se dio cuenta de que su personaje, Letty Ortiz, traicionaría a Dom con Brian, se enfureció. Estaba convencida de que una mujer alfa nunca dejaría a un hombre alfa por un niño bonito. Intentó hacerle justicia al personaje e incluso estaba lista para renunciar, pero el director prefirió cambiar el guión y presentar a la hermana de Dom, Mia.


2. El Renacido: Leonardo DiCaprio

20th Century Fox

Leonardo DiCaprio es abiertamente vegano, por eso cuando tuvo que comer un hígado de bisonte crudo para su interpretación en El Renacido, pensó en renunciar. Por suerte no lo hizo, pues esa actuación lo llevó a ganar su primer Oscar.


3. Star Wars, El despertar de la Fuerza: Daisy Ridley

Walt Disney Studio Motion Pictures

La actriz sufrió un ataque de pánico el primer día filmando Star Wars. Es que el director J.J Abrams le dijo que era como «de madera» y la terminó hiriendo tanto, que pensó en renunciar. Sin embargo, al final decidió despertar su fuerza interior y dejar los nervios de lado.


4. ¿A quién ama Gilbert Grape?: Johnny Depp

Paramount Pictures

A Johnny Depp le costó muchísimo actuar en esta película. Bebía demasiado, el guión no estaba terminado y para peor, tenía que ser cruel con la mujer que hacía de su madre. Incluso la llamó para disculparse tiempo después por decirle «ballena varada».


5. El Hobbit, Un Viaje Inesperado: Ian McKellen

Warner Bros. Pictures

Muchas de las escenas de Ian McKellen fueron grabadas en pantalla verde y en solitario. Fue tanto, que un día terminó teniendo un colapso. Sin embargo, el director se encargó de que se distrajera un día y luego siguieron el rodaje.


6. El Padrino: Al pacino

Paramount Pictures

Aunque Al Pacino fue nominado a distintos premios por su actuación, en el rodaje los productores no estaban contentos con su interpretación y lo presionaron tanto, que el actor quiso renunciar. No lo hizo solo por el director Francis Ford Coppola, que fue el único que lo apoyó.


7. ¡Cómo el Grinch robó la Navidad: Jim Carrey

Universal Pictures

Obviamente para convertirse en el Grinch, Jim Carrey tuvo que pasar por sesiones tan extenuantes de maquillaje, que pensó en dejarlo todo. Demoraban 3 horas y medias en transformarlo cada día de rodaje y eso terminó por agobiarlo. Por suerte el productor Brian Gazer llamó a un amigo para que pasara un fin de semana con Carrey. Tras esos días de relajación, continuó grabando.


8. Los Juegos del Hambre: Jennifer Lawrence

Lionsgate Films

La escena de la alcantarilla fue una de las más complejas para la actriz, que quiso renunciar luego de tardar 3 semanas en grabarla y encima con un disfraz que pesaba más de 6 kilos.


9. Batman: Michael Keaton

Warner Bros. Pictures

Cualquiera pensaría que los trajes de los superhéroes están adaptados a su cuerpo para que estén cómodos durante los rodajes. Y sí, en la actualidad es así. Pero cuando Keaton hizo de Batman, su traje era tan ajustado, que se volvió claustrofóbico y casi detiene el rodaje.


10. El mundo según Wayne: Mike Myers

Paramount Pictures

Aunque el propio Mike Myers escribió el guión de la película, él mismo estuvo por dejar la filmación cuando el estudio no quería que sonara la canción de Queen, «Bohemian Rhapsody» en una escena con los chicos, y pensaron en reemplazarla por otra de Guns n’ Roses. Finalmente consiguió que sonara la canción que él había pensado y continuó como guionista.


11. Maze Runner: Dylan O’Brien

Maze Runner: The Death Cure

Un accidente que le causó múltiples fracturas hizo que Dylan pensara si seguir o no con el rodaje de la película. Finalmente esperó recuperarse y terminó de grabar, haciendo que el estreno se retrasara bastante tiempo.


12. El Resplandor: Shelley Duvall

Warner Bros. Pictures

El director Stanley Kubrick es famoso por ser extremadamente perfeccionista. Eso hizo que Shelley Duvall sufriera un colapso por estrés nervioso y llegara a casi deshidratarse por todo el llanto y el agotamiento. La popular escena del murciélago se rodó 127 veces e incluso Jack Nicholson admitió que la actuación de Shelley fue el desafío más difícil que vio realizar a un actor.


13. Batman Returns: Michelle Pfeiffer

Warner Bros. Pictures

El disfraz de Gatúbela que usaba Michelle estaba hecho de látex y cada vez que debía actuar, tardaba horas en ponérselo y gastaba un montón de talco para asegurarse de que no se adhiriera a su piel cuando se lo quitara. ¿Ir al baño? ¡Imposible! Incluso se desmayó varias veces porque le costaba respirar.


14. La Reunión: John Cena

Samuel Goldwyn Films

John Cena venció sus propios miedos para esta película. Si bien siempre tuvo claro que debía hacer muchas acrobacias, desde un inicio se negó a una en particular por su miedo a las alturas: un truco desde un helicóptero, que finalmente terminó haciendo.


15. El lado oscuro del deseo: Keanu Reeves

Lionsgate Premiere

Keanu Reeves tuvo que lidiar con un incómodo momento: grabar una escena íntima con la esposa del director, Lorena Izzo.


16. Solo un sueño: Kate Winslet

Paramount Vantage

Kate no quería besar a Leo DiCaprio en esta película, pero no porque fuera su amigo,  o algo por el estilo, sino que debía hacerlo frente a su esposo, el director de la película, Sam Mendes. Finalmente la escena se grabó con éxito y terminó ganando el Globo de Oro a la mejor actriz.

Puede interesarte