Por Alvaro Valenzuela
2 septiembre, 2015

A veces, los mejores momentos…

Siempre salir con nuestras grandes amistades suele ser una noche épica. Recordar viejas anécdotas o simplemente reencontrarse después de mucho tiempo convierten una junta en un carnaval. Y sobre todo si es que hay alcohol presente:

1. Te sentirás lleno de amor


2. Querrán contarse cada detalle de lo que pasa en sus vidas


3. Se darán consejos muy buenos y muy malos


4. Se convencerán mutuamente de que están en un gran momento


5. Se dirán cosas muy malas que seguramente no le dirían a nadie más

>


6. Tomarán otro trago más


7. Comenzarán a contar viejas anécdotas

Cuentos de la escuela, una antigua noche de farra o simplemente una vergonzosa historia.


8. Imaginarán el futuro juntos


9. Llegarán a conversaciones muy profundas

¡Hablarán de religión, política, la sociedad, el planeta, historia e incluso sobre las galaxias!


10. Quizás comiencen a cantar


11. Si están en un lugar público harán un poco el ridículo


12. Hablarán sobre antiguas conquistas o personas con las que tuvieron algún romance


13. En esta etapa contarán hasta el más mínimo detalle sexual


14. Revelarán incluso un placer culpable o alguna detalle muy asqueroso de sus vidas


15. Reirán hasta el borde de las lágrimas


16. Seguirán conversando mientras uno va al baño


17. Contarás tus secretos mejor guardados


18. Tendrás un plan o una teoría que a la mañana siguiente no sonará tan brillante


«Deberíamos renunciar a nuestros trabajos y tener un bar». «Un bar donde se venda comida».


19. Declararán todo su amor por alguien o el cariño mutuo


20. Tomarán un poco más


21. Después uno sugerirá que deberían comer algo


22. Comerán extremadamente rápido


23. A la maña siguiente compartirán una resaca terrible y grandes anécdotas

¡Comparte esto con quién crees que deberías tomarte unas copas!

Puede interesarte