Por Lucas Rodríguez
6 agosto, 2021

Apriyani Rahayu y Greysia Polii se convirtieron en los héroes olímpicos de su país, por lo que todos se caían por darles regalos. Además de la comodidad del dinero y las propiedades, saber que nunca más te faltará el café es igualmente bueno.

Ahora que estamos todos pendientes de los Juegos Olímpicos de Tokio (sea porque alguien de nuestro país esté llevando a cabo una participación destacada en ellos, o porque nos interesa ver la cantidad inacabable de controversias que está generando), las historias de cómo trata cada país a sus distintos atletas se han convertido en casi tan centrales como los triunfos o logros mismos de ellos. 

@r.apriyanig

Desde la controversia y discusión que creó en Estados Unidos el retiro de la campeona Simone Biels, a los comentarios desafortunados de algunas periodistas deportivos, estos no han sido unos juegos carentes de momentos memorables.

@r.apriyanig

En una nota más alegre, la prensa pudo enterarse de la manera muy particular y memorable en la que Indonesia celebró a dos de sus más destacadas atletas. Se trata de Apriyani Rahayu y Greysia Polii, la dupla que participando en badminton de parejas femenino, consiguió llevarse a casa la medalla de oro al vencer a la selección de China. 

@r.apriyanig

En lugar de controversias o discusiones sobre salud mental, pareciera que todo su país se rindió a los pies de las atletas.

@r.apriyanig

Partiendo por su propio gobierno, quienes les ofrecieron nada menos que 350 mil dólares en bonificaciones por su destacada actuación, las dos chicas también se quedarán cada una con un departamento en Yakarta, la capital del país, como regalo de una empresa inmobiliaria.

@r.apriyanig

A la par con ello, otras empresas también quisieron sumarse a la celebración de este logro deportivo. Apriyani Rahayu y Greysia Polii también recibieron teléfonos celulares de última generación, así como subscripciones de por vida a revistas deportivas, que de seguro las tendrán a ellas mismas de portada en la siguiente edición. 

@r.apriyanig

A pesar de estos notables premios, puede que el más llamativo de todos sea el ofrecido por una compañía local de café, que se ofreció a enviarles de su producto para el resto de sus vidas.

@r.apriyanig

Ahí ya hay dos necesidades básicas cubiertas: vivienda y un buen desayuno. Como si fuera poco, el alcalde del distrito rural de donde es originaria Apriyani también puso de su parte, señalando que la familia de la atleta recibirá cinco vacas. Queda claro que el badminton es un deporte muy importante en este país, especialmente en cuando el triunfo llegó al vencer a nada menos que la potencia económica de la región, China. 

Una historia ala David contra Goliat, que las dos atletas podrán celebrar con café ilimitado y leche fresca ordeñada de sus propias vacas. 

 

 

Puede interesarte