Por Francisco Armanet
13 septiembre, 2017

¿Maquillaje y bufanda? ¡Por favor!

Lo quieras o no, el amor deja huellas que muchas veces son imborrables.Pueden ser de todo tipo, las más dolorosas, sin embargo, tienen que ver con el término de una relación o con cualquier situación que pueda desembocar en ella; engaños, infidelidades, decepciones, maltratos, mentiras, etc. Pero como no todo en esta vida es meramente triste y emocional, también hay marcas físicas que se producen única y exclusivamente gracias a la atracción entre dos personas. Ahí es cuando los famosos “chupones” entran en juego. 

A ratos, se hace difícil comprender por qué las personas insisten en ocultar aquellas manchas rojizas en el cuello, digo, si éstas nacen a raíz de un acto sano y amoroso, ¿qué problema hay? Mejor sería que escondiéramos la violencia y la corrupción que se practican a plena luz del día. 

De todas formas, el pudor ya es parte inherente del ser humano y a estas alturas de la evolución, muy poco queda por hacer al respecto. Mejor es, entonces, ayudarnos a que esto no se transforme en el peor día de tu vida. 

Entonces, ¿qué se hace cuando nuestra pareja nos deja un chupón en el cuello?

Pues, aquí van los 5 pasos más comunes. Tal vez te sientas MUY IDENTIFICADO/A

1. Abrigarse mucho más de la cuenta.

College Humor

2. Usar maquillaje.

College Humor

3. Esconderlo con el primer objeto que encuentres.

College Humor

4. Inventar excusas poco coherentes.

College Humor

5. Aceptarlo porque es una muestra de amor que todos deberíamos recibir…

College Humor

Y bueno, al parecer ésta es la única alternativa, ¿no crees?