Por Teresa Donoso
28 noviembre, 2016

¿Compromiso o locura?

Todos sabemos que un buen actor es, por excelencia, un camaleón. No importa el papel que le pidan interpretar, él o ella siempre logrará convertirse en el personaje y representarlo de tal forma que la gente se olvide de su identidad real y sólo vea reflejado en su rostro y en su cuerpo el personaje que encarna.

Y es por esto mismo que los buenos actores llegan a someterse a procesos de transformación física tan arduos y complejos que muchas veces tienen un impacto en su psiquis y en su salud. Ese es el caso de estos siete actores quienes, para diferentes roles, debieron subir una cantidad increíble de peso (que después tuvieron que bajar a punta de alimentación saludable y ejercicios).

1. Jared Leto

image
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

Leto es conocido por someterse a transformaciones extremas y ha ganado y perdido tanto peso como ha sido necesario en su carrera de actor. Para su papel en la película Chapter 27 tuvo que ganar tantos kilos que quedó irreconocible. De esa forma logró un parecido inigualable con el asesino de John Lennon que era el personaje que tenía que interpretar. Según una entrevista que dio a MTV en 2007 esto lo logró consumiendo un batido a base de helado con aceite de oliva y salsa de soja que ponía en el microondas. ¿Por qué no intentó comer comida basura? Leto es vegetariano, pero las patatas fritas no tienen carne.


2. Christian Bale

bgzrg64yrhycxv552bgt
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

Christian Bale es otro que ha ganado y perdido mucho peso para diferentes roles. Para La Gran Estafa Americana Bale subió 31 kilos a punta de donas y hamburguesas con queso. Eso sí, al actor no le gustó nada tener que hacerlo ya que su cuerpo sufrió mucho en el proceso.


3. Ryan Gosling

pic_monkey_collage
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

Gosling se tomó tan en serio que debía ser más gordo para interpretar a un personaje de The Lovely Bones que engordó 30 kilos previo al rodaje de la película. Como bien recordarás, Gosling no aparece en esa cinta y es porque al director Peter Jackson le pareció que 30 kilos extras eran un exceso y lo despidió en ese mismo instante. Él también usó el truco del helado al microondas de Jared Leto.


4. George Clooney

clooney
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

La subida de peso que experimentó para la película Syriana de 2005 le valió ganar un Óscar. Clooney dejó de hacer todo tipo de ejercicio y se sentó a comer donas y patatas fritas hasta no poder más. Parece que su metabolismo no es muy rápido porque en sólo 30 días ganó 13 kilos.


5. Matt Damon

fat_actors_matt_damon
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

Matt se tomó muy en serio que tenía que ganar peso rápido para su rol en la película Gibraltar así que comenzó a comer hamburguesas con queso, patatas fritas, Doritos y cuanto pastel le pusieran por delante. En una entrevista de 2009 al Daily Mail comentó que incluso comía comida de McDonalds con Doritos encima como snack.


6. Robert De Niro

1_yzl28_mt_gelr_mx_zx_lncyl_q
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

Fue uno de los primeros actores en utilizar estos métodos para personificar de forma más fiel a un personaje. En 1980 De Niro interpretó al boxeador Jake LaMotta en la película Toro Salvaje y para ello ganó 30 kilos. De Niro se decidió a pasearse por Italia varios meses y comer toda la pizza que quisiera. Realmente suena como un sueño.


7. Colin Farrell

tumblr_inline_o1b4k0w_twb1shsvef_540
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo. 

Farrell subió 18 kilos para su rol en la película Langosta y lo hizo comiendo muchas hamburguesas con queso, patatas fritas y tartas de chocolate para el desayuno. También usó el truco del helado al microondas porque parece que a estos actores les parece que beberse el helado es mucho más fácil que comerlo.

Si tú fueras uno de ellos ¿aceptarías el desafío de ganar o perder mucho peso? ¡Cuéntanos!

Te puede interesar