Por Javiera González Ruiz
25 noviembre, 2019

Y solo tienen 40 minutos para visitar las principales atracciones.

Aunque tengan un montón de dinero y fama, la familia real tiene que cumplir con muchísimas reglas con las que no cualquiera estaría de acuerdo. Es que para ser parte de la monarquía hay ciertos protocolos que respetar.

¡Incluso cuando viajan!

Si no te lo esperabas, aquí te contamos 7 extrañas reglas que deben cumplir en cada viaje que hagan:

1. Sus viajes son cortos

Bob Cass / Capital Pictures

Los príncipes, los duques e incluso la Reina sueñan con tener viajes llenos de paseos y relajación. Sin embargo, la mayoría de los viajes que hacen son para reuniones oficiales y suelen contar un con apretado horario. Es tan así, que saben la hora exacta en la que deben abandonar un evento e irse. Por lo general solo tienen 40 minutos para visitar las atracciones más populares.


2. Deben tener trajes idénticos

Instagram @kensingtonroyal

Al menos para la Reina Isabel II, su asistente personal y estilista, Angela Kelly, siempre lleva 2 trajes idénticos para la monarca. Es que ella siempre debe verse impecable, por eso, en caso de cualquier emergencia debe tener ropa de repuesto para cambiarse antes de que alguien note el inconveniente. Eso incluye manchas y agujeros.


3. Siempre deben llevar al menos un traje negro

Bettmann

Los monarcas siempre deben tener un traje negro en su equipaje por si alguno de sus familiares o amigos cercanos fallecen mientras se encuentran en el extranjero. De esta manera, a su regreso, estarán vestidos apropiadamente. Al menos así se hace desde 1952, después de que el padre de Isabel II muriera mientras ella estaba en África y a su regreso tuvo que esperar que llegara un traje negro mientras estaba dentro del avión.


4. Deben empacar un suministro de su propia sangre

Chris Jackson

Creemos que esto es lo más inusual que se puede encontrar en el equipaje de alguno de los miembros de la familia real. Sin embargo, según el protocolo, deben llevar un suministro de sangre con ellos en caso de una emergencia. Obviamente también debe viajar un médico con ellos para realizar la transfusión de sangre si se llegase a necesitar.


5. Deben estar siempre acompañados por muchos asistentes

Chris Jackson

Donde quiera que vayan, siempre están acompañados por un gran grupo de asistentes, que incluyen desde secretarias, peluqueros, guardaespaldas, estilistas y hasta niñeras. En fin, todos los que puedan ser útiles durante el viaje. Para que se hagan una idea, la Reina tiene 34 asistentes, los duques de Cambridge tienen cerca de 10, y Megan y Harry solo están acompañados por unos pocos intérpretes y un estilista personal.


6. Deben saber cómo saludar a las personas en todos los idiomas del mundo

Instagram @kensingtonroyal

Al ser representantes de la monarquía británica, los miembros de la familia deben aprender a saludar a las personas en varios idiomas. Por suerte siempre cuentan con sus asistentes que los preparan antes de un viaje importante. Además siempre están acompañados por intérpretes (que son hablantes nativos de donde sea el lugar que estén visitando) para evitar pausas en el diálogo y responder rápidamente cualquier pregunta.


7. Cada miembro de la familia tiene un menú individual

BASHIERA PARKER / AFP

Los trabajadores del palacio envían los menús de comida a los chefs extranjeros de ante mano. Está prohibido agregar cebollas o demasiadas especias, mariscos u otros alimentos que puedan provocar percances o mal aliento.

Puede interesarte