Por Kat Gallardo
23 marzo, 2018

¿Habría sido distinto si Miley hubiera hecho ese baile en esta época?

El mundo cambia y aunque me digan que “el feminismo está de moda”, creo que cualquier moda que nos entregue algo positivo como sociedad, es absolutamente necesaria.

Al mirar estos casos que en su momento pasaron frente a los ojos de todos y nadie salió a defender a las víctimas, queda claro que las cosas eran muy diferentes hace tan sólo un par de años atrás.

¿Y si hubieran pasado hoy? ¿Los medios y la gente hubiera reaccionado distinto? ¡Espero que sí!

1. El destape de Janet Jackson

Zimbio

Dos cantantes subieron al escenario en el intermedio del Super Bowl. Al final de la actuación, él arranca parte de su vestido y le queda un pecho parcialmente expuesto (el pezón se tapaba con una pieza de joyería). Este error de vestuario o juicio del show, como quieran llamarlo, le costó la popularidad a Janet, pero no así a Justin Timberlake, quien fue invitado al evento nuevamente.

Janet tuvo que pedir disculpas públicas por “ofender” a los televidentes, mientras que Timberlake no hizo más que reírse del incidente y lo sigue haciendo hasta el día de hoy.

 

 


2. La supuesta rivalidad entre Jennifer Aniston y Angelina Jolie

Un famoso actor estaba casado con una famosa actriz. Un día deciden separarse y luego él comienza una relación con otra famosa actriz. Los medios de ese tiempo dijeron que él había engañado a Aniston con Jolie y comenzaron a crear comparaciones absurdas.

En la narrativa de los medios, Jennifer Aniston siempre fue la “buena”, mientras que Angelina era “un monstruo” por separar a la pareja. ¿Alguien quiso pensar alguna vez que Brad Pitt también estuvo metido en ese enredo? ¿Por qué nadie lo apunto a él como responsable de algo? ¿Habrá sido el bueno o malo? Nunca lo sabemos, ya que la atención siempre estuvo en las dos actrices.

Zimbio

3. El desliz sexual de George Michael

En algún momento de la historia, Hugh Grant fue sorprendido recibiendo sexo oral de una prostituta en un lugar público de Los Ángeles. Fue arrestado, pagó una multa y su vida siguió más o menos igual que siempre. Tres años más tarde, el cantante George Michael fue sorprendido flirteando con un hombre en un baño público. Nunca llegó a pasar nada ni hubo una transacción monetaria de por medio.

Pero resulta que este “hombre” era en realidad un policía encubierto que le estaba tendiendo una trampa. George Michael se vio forzado a contar sobre su homosexualidad, mientras el juicio mediático fue brutal. Homofobia y machismo puro, ¿no lo creen?

Zimbio

4. Madonna

La cantante decidió publicar un disco y un libro en el que hablaba de sus fantasías y explorar su propia sexualidad. Otros artistas lo habían hecho antes y su contemporáneo Michael Jackson era conocido por tocar sus partes íntimas en el escenario a modo de coreografía.

El libro fue censurado en algunas partes del mundo y el juicio a Madonna fue grande. Tuvo que pasar por un periodo de bajo perfil para luego volver a lanzar su carrera, pero esta vez “más tapada y recatada”. ¿Acaso ese comportamiento es el único aceptable en el mundo para una mujer?

eBay

5. Katie Holmes

Cuando la joven actriz contrajo matrimonio con Tom Cruise, los tabloides hablaron hasta el cansancio sobre las cláusulas de su contrato prematrimonial. Independiente de lo que pueda haber ocurrido, debido a lo reservada que es la actriz con su vida privada, nunca sabremos si efectivamente ella decidió abandonarlo todo por Tom Cruise y la Cienciología.

Zimbio

Lo que sí sabemos es que una vez divorciada, se le ha visto nuevamente haciendo continuando con la carrera que dejó olvidad mientras estaba con Cruise. No hemos visto a demasiados medios cuestionando el actuar de Tom Cruise. ¿Ocurrirá algún día?


6. Monica Lewinsky

The New York Times

Una joven de 22 años llegó a la Casa Blanca a trabajar como becaria y comenzó a sentir una fuerte atracción por el hombre más poderoso del mundo en ese entonces. Ambos mantuvieron una relación extra matrimonial por dos años, la que luego se destaparía en un escándalo que dejó a varios dañados, incluyendo a Hillary Clinton, la entonces esposa del mandatario.

No fue ella quien destapó el escándalo, sino que una de sus amigas, quien la grabó comentando el tema y filtró la conversación a la prensa. Monica se vio obligada a asumir el escándalo. Fue duramente criticada, los medios hicieron chistes sobre ella y el mismo Clinton se dedicó a ningunearla.

Bill Clinton ciertamente recibió críticas y fue juzgado por su comportamiento, pero pudo terminar su mandato. Monica Lewinsky, por otra parte, debió alejarse de la vida pública por mucho tiempo y hasta el día de hoy debe escuchar bromas de mal gusto.

 


7. Whitney Houston

Zimbio

Sus managers creían en su talento, pero pensaron que la mejor forma de “venderla” en el mercado era armando una imagen dulce, apasionada y romántica. Sobre todo porque era una cantante negra y no podían “arriesgarse” a que fuera simplemente ella misma.

La verdad es que nadie es tan dulce como quiere parecer y Whitney era como todos. Una mujer talentosa, con altibajos y un carácter imposible de controlar cuando de ofenderla se trataba. Eso es aceptado por todos, pero para ella, era un problema dejar de ser lo que sus ejecutivos esperaban.


8. Miley Cyrus

JustJared

Miley decidió una noche dejar atrás su imagen de estrella infantil. Se subió al escenario de MTV con poca ropa, gestos “obscenos” e hizo twerk sobre un cantante. Fue el mayor escándalo del año, pero quien la acompañaba, tenía un video y canción mucho más polémico ese año que incluía desnudos explícitos, aunque tal vez “era un comportamiento esperable para un hombre”.

Él estuvo ausente de críticas e inclusó se atrevió a decir que no sabía que Miley iba a comportarse de esa forma en el escenario. Miley le dijo al New York Times: “Yo me llevé toda la culpa. Él actuó como si no supiese qué iba a pasar. ¡Pero si estaba en los ensayos! ¡Sabía exactamente lo que iba a pasar! ¡Él aprobó mi vestuario y me quería lo más desnuda posible, porque así salían las chicas en el vídeo de su canción!”.

Afortunadamente Robyn Thicke tuvo de su propia medicina y hoy es un personaje irrelevante en el mundo de la música.

Puede interesarte