Por Antonio Rosselot
13 noviembre, 2017

Uno de ellos debe mantenerse sobrio…

Es verdad que las relaciones entre los famosos son bastante líquidas, es decir, que rara vez se aguantan por mucho tiempo. Estamos acostumbrados a que las parejas estén casadas dos o tres años, que una de las partes se aburra y listo, todo a la basura. Si bien puede haber amor y cariño en un principio, ser famoso conlleva un estilo de vida complejo, ya que cuando estás emparejado, rara vez los tiempos de tu pareja calzan con los tuyos. Y claro, hay que asegurarse en caso de que se venga la debacle.

Estos matrimonios famosos decidieron añadir algunas cláusulas bastante bizarras en sus contratos, por lo que nos hace pensar que la razón de su boda no fue principalmente por amor. Los revisamos a continuación:

1. Ben Affleck y Jennifer López

AP

Esta pareja nunca contrajo matrimonio, pero sí firmaron un acuerdo prenupcial que decía que Affleck tenía que ser el “esclavo sexual” de JLo. La pareja debía mantener un régimen de cuatro relaciones sexuales a la semana, para que éste no fuese infiel. Por lo tanto, no sorprende demasiado que no hayan llegado a la boda…


2. Kate Middleton y el Príncipe William

AP

La pareja real tiene una cláusula que indica que, si llegaran a divorciarse, la princesa se hará con una pensión mensual hasta que eventualmente se case de nuevo. En cuanto a los hijos, George y Charlotte, ambos quedarían bajo custodia de William.


3. Beyoncé y Jay-Z

AP

Esta pareja llegó a un particular y millonario acuerdo. Beyoncé se ganaría 5 millones de dólares por cada hijo que tenga, y aparte, si el famoso rapero le es infiel, la intérprete de “Single Ladies” se llevaría un millón de dólares por cada año efectivo de matrimonio.


4. Brad Pitt y Angelina Jolie

AP

Lamentablemente esta pareja ya no existe, pero tenían un apartado en su contrato prenupcial que decía que si la pareja llegase a separarse, los hijos de ambos pasarían más tiempo con Angelina que con Brad; pero que si él le era infiel, la custodia de los chicos sería exclusiva de Angelina. Aparte, si uno de los dos muriese, su fortuna se dividiría en dos: una parte para sus hijos, y otra para caridad.


5. Madonna y Guy Ritchie

AP

El contrato entre la reina del pop y el afamado director de cine inglés señalaba que, en el momento de intimar, Ritchie tenía que analizar la expresividad de la mujer para saber si estaba haciendo un buen trabajo, aparte de tener que hacerse cargo de toda la previa de la relación sexual.


6. Joanna Krupa y Romain Zago

AP

Esta modelo, conocida por ser portada de Playboy en 2009 y por su participación en varios realities norteamericanos, exigió que en el contrato de su matrimonio con Romain que éste debía satisfacerla sexualmente tres veces a la semana. Según Zago, “ella tiene un gran apetito sexual”. La pareja se separó en 2013, después de tres años de matrimonio.


7. Hugh Hefner y Crystal Harris

AP

El recientemente fallecido magnate de las revistas eróticas se casó con una de sus conejitas, pero no quería perder su fortuna así como así. El contrato decía que si Hefner moría, Crystal no iba a quedarse con nada de su dinero. Habrá que ver en qué está Crystal ahora…


8. Nicole Kidman y Keith Urban

AP

Si bien ambos estaban seguros de amarse lo suficiente como para no hacer acuerdos prenupciales, la mano negra de los abogados dijo lo contrario. Keith se hace con 640 mil dólares por cada año de matrimonio, pero con una condición: mantenerse sobrio.

No te lo pierdas