Por Andrea Araya Moya
10 enero, 2020

Aunque ambas vienen de familias adineradas y lujosas, sus estilos de vida son increíblemente distintos.

Ambas provienen de familias lujosas y adineradas. Una pertenece a la corona británica, y la otra es parte del imperio de las Kardashian. La princesa Charlotte, de 4 años, y North West, de 6, vienen de mundos muy distintos que, aunque estén plagadas de lujos, sus estilos de vida pueden ser totalmente contrarios.

Mientras una podría heredar un imperio de maquillaje y negocios, la otra incluso podría convertirse en reina de Inglaterra.

1. El estilo de vestuario para Charlotte es específico, y para North más libre

AP/Kensington Royal

Según una de las reglas de la realeza, es que las mujeres siempre deben usar vestidos en sus apariciones oficiales, aunque sea invierno o verano. Siempre el vestido debe ser una prenda principal.

Para North, en cambio, el único reparo que hay es que no sea nada muy llamativo, específicamente porque su padre, Kanye West, lo prohibe.

2. La monarquía tiene redes sociales específicas para las familias. Mientras que North cuando crezca podrá tener la propia

Kim Kardashian/AP

Charlotte no podrá tener una red social a menos que obtenga algún título oficial o haga algo importante dentro de su familia. La corona es bastante estricta con la exposición en redes sociales de sus miembros.

Por otro lado, North en unos años más, si es que no pronto, tendrá sus propias cuentas. Aunque ya tiene «Tik Tok», donde deslumbra a los fans con sus videos.

3. Charlotte tiene que seguir reglas y North sólo obedecer a sus padres

Charlotte debe seguir más de 10 estrictas reglas para vivir como miembro de la realeza. Desde los hábitos que tenga en público, como pararse de la mesa cuando la reina termina de comer, entre otras.

North, en cambio, sólo debe ocuparse de obedecer a sus padres.

4. North tiene «novio», y Charlotte unos pocos amigos

Kim Kardashian/AP

Charlotte tiene amigos en su escuela, pero disfruta más de la compañía de su hermano George.

North, en cambio, ya sorprendió a los fans de las Kardashian con su posible «novio», un chico llamado Caiden Mills, con el que incluso ha asistido a citas y con quien frecuentemente graba videos para «Tik Tok».

5. Charlotte tiene un título real, North no

Kim Kardashian/AP

Charlotte tiene un título en la realeza e incluso usa su apellido «Cambridge» en la escuela. Mientras que North simplemente es North West.

6. Charlotte siempre debe tener guardaespaldas. North solo con su familia

Como miembro de la familia real, Charlotte tiene que viajar siempre con guardaespaldas, al igual que sus padres. Todo siguiendo los estrictos protocolos de seguridad de la corona británica.

Y aunque Kim Kardashian suele andar con guardaespaldas, estos también protegen a North cuando está con ella.

7. Ambas tienen apodos

A Charlotte la apodan «Lottie», y a North «Nori».

8. Charlotte debe cuidar su comportamiento en público… y North frente a sus padres

Como hija de los duques de Cambridge, Charlotte siempre debe de cuidar su comportamiento en público. Y, si bien es una niña, no le está permitido hacer berrinches ni hablar con la boca llena.

Y North solo tiene que evitarlo frente a sus padres, como cualquier otro niño.

9. Charlotte tiene prohibidas las tiaras y coronas. Y North hasta se ha maquillado

Charlotte tiene prohibido usar coronas y tiaras hasta que esté casada o al menos que sea un evento como una boda real. Sólo en esos casos.

North, en cambio, incluso se ha maquillado, usado collares, y distintos accesorios en su cabello.

Definitivamente, aunque ambas vienen de lujosas familias, sus estilos de vida son radicalmente distintos. Incluso teniendo casi la misma edad.

Puede interesarte