Por Javiera González Ruiz
16 noviembre, 2021

Bryan Cranston hasta bromeó con su papel de Walter Whiter en Breaking Bad.

La gran mayoría de los famosos intenta cuidar su comportamiento para no dañar su imagen ante los fans. Pero para algunos eso puede ser realmente difícil, en especial considerando que todo el mundo los reconoce y tener una buena actitud siempre puede convertirse en un verdadero desafío.

¡Pero los fans no se descuidan ni un solo segundo y evalúan cada uno de sus movimientos!

Al menos así lo demostraron estos 16 meseros que atendieron a los famosos en distintos restaurantes y observaron cada uno de sus comportamientos. ¡Y algunos sorprendieron con sus actitudes! Si bien muchos se comportaron como unos verdaderos divos y hasta fueron tacaños con las propinas, otros hasta estuvieron dispuestos a charlar y a tomarse una foto.

¡O eso fue lo que contaron algunos usuarios de la comunidad Buzzfeed en uno de sus hilos!

Si bien estas historias no han sido verificadas, de todas formas no están demasiado alejadas de la imagen que se tiene de estas estrellas en particular.

¿Quieres saber qué tan educados o groseros fueron? Descúbrelo en esta lista que te mostraremos a continuación:

1. Barbra Streisand

Kevin Mazur

“Mi tío fallecido solía ser propietario de un restaurante francés muy conocido en Charlottesville, VA, y había servido a Barbra Streisand. Dijo que ella era muy quisquillosa y como una diva”, contó un usuario.


2. Sara Bareilles

Bruce Glikas

“Como mesera, conocí a Sara Bareilles. Estaba sentada afuera porque se estaba haciendo tarde, y otro cliente vio un ratón corriendo por la calle. La dama entró en pánico. Sara, sin embargo, se rió y dijo: ‘Bienvenidos a la ciudad'”.

 “¡Me tomé una foto con ella y todo! Fue súper humilde y me dio una gran propina”, aseguró un usuario.


3. Stephen Merchant

Gregg Deguire

“Atendí al comediante Stephen Merchant y su grupo en un restaurante en Reikiavik. A mi compañera de trabajo le encantaba él y su trabajo, pero era demasiado tímida para decirle algo. Era su cumpleaños, así que le pregunté si podía saludarla con la mano. y desearle un feliz cumpleaños al salir. Fue muy dulce al respecto y dijo que sí de inmediato”.

“Cuando se iba, se acercó a ella en el bar como un amigo que la conocía desde hacía años, le deseó un feliz cumpleaños e incluso se ofreció a tomarse una foto con ella. ¡Practicó pronunciar su nombre islandés y todo! Nunca olvidaré su amabilidad y la expresión del rostro de mi amiga esa noche”, recordó un usuario.


4. Gordon Ramsey

Roy Rochlin

“Atendí a Gordon Ramsay en el centro de Reykjavík hace unos años. Me encantaba MasterChef y Kitchen Nightmares y, como era fanática, mi gerente lo puso a él, a sus chefs y a sus compañeros en mi mesa. Fue sorprendentemente amable, educado y encantador, y me dejó una propina enorme”.

“Me miró a los ojos, sonrió y dijo: ‘Gracias amor’ con un guiño. Me derretí en el suelo. Todos siempre me preguntan cómo era y si fue grosero y gritó, ¡que no fue así! estaba allí para pasar un buen rato con sus amigos”, dijo una usuaria.


5. Beyoncé y Jay Z

David M. Benett

“Alrededor de 2005, Jay-Z y Beyoncé llegaron al restaurante en el Viejo San Juan, justo antes de que abriéramos para nuestro turno de cena y subieron al patio con otra pareja. Había un grupo de tal vez 16 universitarios estadounidenses que estaban comiendo allí y probablemente se estaban volviendo locos de que los Carter también estuvieran allí”.

“Cuando llegó la comida, Jay y sus amigos hicieron contacto visual con los meseros, les dieron las gracias y fueron amables, pero Beyoncé mantuvo la cabeza gacha y no dijo nada cuando le dieron de comer. Cuando se fueron, uno de los cocineros, que era fan, solo quería una foto, y todos dijeron, ‘No… no hay fotos'”, recordó un usuario.


6. Salvador Dalí

Jack Mitchell

“Cuando mi mamá era mesera durante un verano en la universidad, atendió al pintor Salvador Dalí. Dijo que era muy raro y que era una especie de idiota”, contó un usuario.


7. Richard Gere

Paul Bruinooge

“En mi restaurante, Richard Gere tenía un guardaespaldas que no dejaba que nadie se le acercara. Después de ver cómo actuaba la gente a su alrededor, lo entiendo”, dijo un usuario.


8. George y Amal Clooney

Frazer Harrison

“En mi último trabajo, George y Amal Clooney vinieron a cenar. Estábamos llenos esa noche, pero su voz es distintiva, así que a pesar de estar metido en una esquina, todos a su alrededor sabían que él estaba allí”.

“Bebieron una botella muy buena de Barolo y fueron realmente encantadores”, dijo un usuario.


9. Maria Shriver y Katherine Schwarzenegger

NBC

“Maria Shriver y su hija, Katherine Schwarzenegger, comieron un gran brunch en un restaurante en el que solía trabajar en Chicago con unas diez mujeres más. No fueron groseras, pero eran increíblemente exigentes. Su factura estaba cerca a $1,000. María pagó, pero no dejó nada por propina”.

“Arruinó toda la mañana de ese mesero, ya que esa era básicamente la única mesa que tenía, y debería haber ganado $200 con ella”, dijo un usuario.


10. Randy Winn y su esposa

J. Meric

“El jugador de béisbol Randy Winn y su esposa Blessings son dos de las personas más conmovedoras y amables. Traían a toda su familia (sus hijos y padres) y nos trataban como a una familia”.

“Blessings solía quedarse para hablar con mi amiga y conmigo, y ella había comenzado una nueva clase de yoga y nos había invitado. Sus hijos también eran ángeles, siempre respetuosos y muy educados”, aseguró un usuario.


11. Dawyne “La Roca” Johnson

Albert L. Ortega

“Dwayne ‘The Rock’ Johnson visitó el restaurante de mi tío en Virginia. Simplemente comió un montón de comida. A mi tío no le gustaba ser su chef”, dijo un usuario.


12. Emily Blunt, Felicity Blunt, John Krasinski y Stanley Tucci

John Shearer / Jacopo Raule

“En un lugar anterior en el que trabajé, atendí a Emily y Felicity Blunt, John Krasinski y Stanley Tucci. Nada salió mal con su comida y fueron lo suficientemente amables, pero Stanley dejó menos del 10% de propina en su factura de $500.

“Escuché de un amigo que lo había atendido en un restaurante diferente que eso era estándar para él. Fue muy decepcionante”, dijo un usuario.


13. Lana del Rey

Jon Kopaloff

“Mis abuelos son dueños de una bodega en Brooklyn, y yo solía trabajar a veces en el registro con mi primo mayor allí. Alrededor de 2012, Lana Del Rey entró con una amiga. No tenía idea de quién era ella en ese momento porque yo tenía como 11, pero mi prima mayor era una gran fan. Lana era un poco callada pero fue lo suficientemente amable como para tomarse una foto con mi prima, y ​​no le importó quedarse a hablar un rato con ella después de que la llamamos”.

“Mi yo de 11 años le preguntó si conocía One Direction (mi grupo favorito en ese momento) y qué tipo de música cantaba, y se rió y me dijo que podría escuchar su música cuando fuera un poco mayor. Curiosamente, ¡realmente me interesé mucho en su música un par de años después! Ahora siempre me arrepiento de no haber tenido una foto en ese entonces”, dijo una usuaria.


14. Machine Gun Kelly

Rich Fury

“Serví Machine Gun Kelly en una sección VIP. Fue realmente dulce y casualmente sexy sin proponérselo, y dio muy buenas propinas”.

“Algo sobre él en persona es muy sexy. Entiendo la obsesión de Megan Fox”, dijo una usuaria.


15. Bryan Cranston

Dia Dipasupil

“Atendó a Bryan Cranston una vez. Fue súper amable con todos. De hecho, estaba atragantándome con Breaking Bad cuando lo conocí y le tenía un poco de miedo. Creo que se dio cuenta porque me miró con la mirada de Walter White, ¡y estaba tan aterrorizado! Pero él se rió. ¡Un tipo súper agradable!, dijo un usuario.


16. Morgan Freeman

Aarn J. Thornton

“Morgan Freeman vino a cenar a donde yo era segundo chef. Estaba acompañado por una joven que creo que era su nieta que asistía al Rhodes College en Memphis. El mesero les dio el menú de especialidades de la noche anterior y el Sr. Freeman ordenó el marlin, que supuestamente se había acabado. Descubrí quién lo había ordenado y supe que me quedaban algunos pedidos. Salí al comedor para avisarle al camarero que tenía su pedido, pero él ya estaba en la mesa informándole al Sr. Freeman que no lo teníamos.

“Dije: ‘Sr. Freeman, tenemos el marlin que ordenó’, y miró al servidor y le dio la frase ‘Tú sucia rata’ de James Cagney”, recordó un usuario.

Puede interesarte