Tenemos que hablar de lo que están haciendo por ser clones… ¡es algo que va mucho más allá de la genética!

Las relaciones madre e hija tienen de todo: amor, cariño, confianza, apoyo, peleas, descontentos, enojo extremo… es una montaña rusa de emociones. Y por mucho que seamos de distintas épocas, los genes son los genes, y solemos parecernos mucho a ellas… pero sólo fisicamente, ya que en estilo las chicas suelen buscar el propio porque, como ya dijimos… ¡somos de distintos tiempos y «no quiero lucir como mi mamá»! 

Pero creo que todo cambia si tu mamá es Michelle Obama: una de las mujeres más aplaudidas y admiradas en todo el mundo. Tiene inteligencia, decisión, humor… y cómo olvidarlo: estilo. Muchas quisieran seguir sus pasos y nadie demuestra mejor este punto que su hija mayor, Malia.

En estos 9 momentos dejó claro que se está transformando en Michelle, copiando lo que sea necesario: 

1. «Porque si mamá se corta el cabello… yo también lo haré».

JEWEL SAMAD

2. Y no basta con un vestido que tenga el mismo corte… el peinado también las hace lucir igual.

Pool

3. Y si hay alguien que sabe de destacar, es ella, así que hay que imitarla. Puede que todos estén de rojo y negro, pero «nosotras y sólo nosotras vamos de blanco».

Kevin Mazur

4. Lo mismo con el color rojo… y aunque tengan distintos diseños, el cinturón es obligatorio para ambas.

Joe Raedle

5. Y hablando de combinar tonos…

Mandel Ngan

6. Y aunque a veces no utilicen el mismo look, sus gestos son los mismos y eso no se puede negar.

Daily Mail

7. Y el estilo simple pero rockero de Malia tenía una predecesora… y ya sabemos quién es.

Ellen DeGeneres Show
Rex

8. Apostaría que comparten el mismo pantalón…

Popsugar
Pool

9. E incluso cuando el tono y el material es distinto… siempre hay algo en lo que sus trajes se parecerán, no pueden evitarlo.

¡Hola!
Big Bang News

La mutación es innegable y aunque a medida que Malia crece ha ido tomando su propio estilo, siempre hay algo de inspiración en su madre, eso está claro. 

Puede interesarte