Por Catalina Yob
6 julio, 2017

“El tiempo se detiene… ¡no hay nada como los mimos de mamá!”.

Han pasado cerca de 8 meses de que Michael Bublé y Luisiana Lopilato recibieron la desoladora noticia de que su hija Noah de tres años padecía de cáncer de hígado. El hecho provocó que millones y millones de seguidores se unieran en cadenas de oración y manifestaran su apoyo a la pareja.

Tras meses de intenso tratamiento, Lopilato aseguró en el mes de abril que Noah había vencido la fatal batalla contra el cáncer. “Gracias a Dios, mi hijo está bien”, fueron las palabras con la que modelo y madre de dos anunció al mundo la milagrosa recuperación de su hijo.

We came to New York to help celebrate Tony Bennett's 90th birthday with his many friends and admirers!! #Nyc #redcarpet #tony90

A post shared by Luisana Lopilato (@luisanalopilato) on

Hoy, Luisiana ha compartido una imagen de su hijo Noah, cuyo rostro no habíamos visto desde el mes de abril, en donde se anunció su recuperación. Bajo el título de “El tiempo se detiene… ¡no hay nada como los mimos de mamá”, la modelo compartió la primera imagen de su hijo en mucho tiempo.

La fotografía provocó alegría entre sus fanáticos, quien según los dichos de la pareja han sido una parte importante de la recuperación de Noah a través de sus mensajes positivos.

El tiempo se detiene… no hay nada como los mimos de mama!! #❤️ #tothemoonandback #familyfirst

A post shared by Luisana Lopilato (@luisanalopilato) on

Mientras el me tira arena yo disfruto de sus carcajadas. #familyfirst #volverareir #mamasboy

A post shared by Luisana Lopilato (@luisanalopilato) on

 

“Quiero agradecer a la gente por el apoyo, por las cadenas de oraciones que hicieron, por el amor. Y quiero que sepan y transmitirles que todo llegó, que nos ayudó muchísimo para salir adelante”.

“Lo único que me sostuvo fue la fe que tuve en que Dios tenía un milagro. Me puse fuerte en que mi hijo iba a estar bien. Transmitía eso a todos mis amigos y familia”.

“Hay que ser positivos, seguir retomando de a poquito la vida y demostrarle a mi hijo que hay un futuro. Noah tiene que seguir con controles, pero estamos muy felices, tenemos muchas ganas de pensar en el futuro”.

Te puede interesar