Por Lucas Rodríguez
16 noviembre, 2021

La modelo se encuentra promocionando un libro de ensayos titulado “Mi Cuerpo”, en el que reflexiona en torno a la industria que la hizo famosa. Parte de su material es contar algunas de las anécdotas más lamentables de su larga carrera, incluyendo los que recibió antes de ser mayor de edad.

Sin dudas que uno de los productos más interesantes que pueden aparecer en torno a una persona famosa, es un libro en el que ellas revelen las realidades de detrás del telón. Esto puede ser en un sentido literal, como cuando las estrellas de cine revelan cómo es trabajar detrás de las cámaras, o en uno solo un poco más figurado, como lo es en el caso de los atletas u otros famosos que se hayan hecho famosos por sus cuerpos. 

@emrata

La modelo Emily Ratajkowski es la más reciente en sumarse a esta tendencia, aunque ella lo hizo de una manera un poco más elegante que la mayoría de sus pares.

@emrata

En lugar de simplemente ir enumerando uno a uno los hitos de su larga carrera (puede que Em se vea joven, pero comenzó a modelar profesionalmente mucho antes de cumplir los 18 años), Emily dedicó las páginas de “Mi Cuerpo” a reflexionar en torno al estilo de vida que la ha hecho rica y famosa. 

@emrata

Parte de su material giro en torno a las experiencias que ha vivido en su industria. Como era de esperarse en un mundo basado en resaltar el atractivo de la mujer, muchas de ellas son muy poco amables.

@emrata

La que más llamó la atención, es una en la que Emily asegura que un ejecutivo de una casa de modas fue particularmente grosero con ella, cuando era solo una novata de 13 años: 

“Mientras revisaba mi portafolio de retratos, el ejecutivo dijo en voz alta: ‘Esta es la mirada… Así es como sabemos que esta chica le gusta divertirse’. Era una niña… Pero de alguna manera ya era una experta en detectar el deseo masculino, aunque no entendiera del todo qué hacer con él”

–Emily Ratajkowski en un episodio de “Mi Cuerpo”–

@emrata

Parte de lo que ha sido celebrado del libro, es que Emily no busca negar que ser atractiva y deseada es exactamente lo que le ha dado el éxito que tiene. 

@emrata

Aún así, Emily ha declarado que ya se siente cansada de ser vista como una sex symbol y ser objetificada en la industria. Quizás este primer paso sea el primero en un cambio drástico de industria y profesión para la que hasta el día de hoy, sigue siendo una de las modelos más populares del mundo entero. 

 

Puede interesarte