Por Juan David Montes
13 diciembre, 2016

«Me da pena estar hablando así».

El caso de Arleth Meza, una maestra de la Institución Educativa Normal Superior de Sincelejo (una ciudad ubicada al norte de Colombia), parece salido de una historia de ficción. Hace tres meses, y sin una explicación médica concreta, Arleth perdió su acento y ahora habla como extranjera. Ahora le preocupa que este inusual trastorno interfiera con su empleo, pues la comunicación con sus alumnos se ha visto afectada.

En el reportaje de Noticias Caracol Arleth menciona una tensión «en los músculos de la cara», que podría estar relacionada con el imprevisto cambio de acento.

El acento costeño (característico en territorios cercanos al mar Caribe en Colombia) que alguna vez tuvo esta maestra parece haber sido reemplazado por un estilo más… internacional.

Su caso es bastante similar al de un extraño virus que hace cambiar de acento a una paciente del hospital en el que se desarrolla la segunda temporada de la serie Scream Queens.

 Pero este es un caso de la vida real.

Guillemo Borda, un neurocirujano citado por Noticias Caracol, dio la siguiente explicación:

“Es probable que ella haya tenido a nivel del lenguaje expresivo, una alteración a nivel de unos circuitos que hacen que ella articule su aparato fonatorio de esa manera y que el lenguaje le salga con un acento, que en este caso podría ser parecido al portugués e incluso al ruso”.

De acuerdo con un informe publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, existe una condición conocida como síndrome del acento extranjero, descrito como un efecto secundario de derrames o lesiones cerebrales.

Puede interesarte