Por Javiera González Ruiz
14 octubre, 2021

Y le pagó en efectivo, en medio de los planes de divorcio.

Desde que Kim y Kanye anunciaron su divorcio, lo que sucedería con la mansión que compartieron por tantos años como familia, se convirtió en todo un misterio. Si bien Kanye ya prácticamente no estaba viviendo allí y se había mudado a su rancho de Wyoming para componer su música, y solo Kim estaba habitando la casa junto a sus hijos, de todas formas seguía siendo dueño de la propiedad en Hidden Hills.

Y ahora, meses después del quiebre sentimental, decidieron qué hacer: Kim le compró la mansión a Kanye por $20 millones de dólares en efectivo.

Getty Images

¡Es que está totalmente enamorada de su casa!

Splashnews.com

De acuerdo a TMZ, el rapero “firmó oficialmente sus derechos sobre la propiedad”, dejando a Kim como única propietaria de la mansión que compraron juntos hace 7 años.

¡Así que ahora podrá seguir disfrutando tranquila de su decoración “minimalista”, que tanto ama!

Instagram @kimkardashian

La pareja compró la mansión en 2014 por $20 millones y Kanye dirigió un rediseño completo de la casa con la ayuda del famoso decorador de interiores belga Axel Vervoort, pero el resultado de la decoración, al parecer, no le gusta para nada a la hija mayor de ambos, que, según dijo Kim esta semana, North la insulta diciéndole “tu casa es tan fea, todo es blanco, ¿quién vive así?”.

Y la respuesta es Kim. Kim Kardashian vive así.

Puede interesarte