Por Pablo Román
20 junio, 2018

Harry vio cómo besaban a su esposa frente a él y no se le ve contento.

El mundo británico posee un aire de elegancia que no podemos discutir. Sus costumbres, el críquet y el té (especifiquemos, el english breakfast) son parte del imaginario que el mundo posee de este país. Sin embargo, siempre olvidamos que existen barrios bajos y el hermoso acento cogney, que lo hablan  las personas de la clase media hacia abajo.

Little Britain

Muy contrario a lo que podríamos ver, por ejemplo, con el príncipe Harry y Meghan Markle.

PA

Esta vez, ambos hicieron otra presentación pública como duques de Sussex.

AP

¿Notaron su sombrero? El de Harry me recuerda al de Slash de los Guns and Roses.

AP

La celebración de la clase alta y monarquía británica se debe a la carrera Real de Ascot, un evento importante en el mundo de la hípica.

Y, aunque no lo crea, alguien le robó un beso a Meghan y enfrente la presencia del mismísimo Harry.

El culpable, o astuto, fue el jockey ganador, Frankie Dettori. Aquí podemos ver cómo Harry lo mira y apunta luego de que besara a Meghan, ella sonríe coqueta mientras tanto.

Hartley

Aquí vemos a Frankie con el trofeo, muy feliz, ya que besó a Meghan y ganó la carrera real.

PA

¿Pueden ver la cara de Harry? Se nota que está celoso y se entiende, es su esposa.

PA

Markle, por otro lado, mira al horizonte, sabe que alguien está molesto.

PA

Y este es el momento en que Frankie besa con su labios la dulce mano de la duquesa de Sussex.

PA

No lo sé ¿Hace calor aquí o soy sólo yo?

Por eso yo prefiero ser clase media baja. 

Puede interesarte