Por Luis Aranguren
23 mayo, 2022

A 5 años del fallecimiento del magnate de las revistas para adultos y un documental que ha expuesto sus oscuros secretos. Las hermanas que modelaron hasta 2010, quieren hacer una demanda por angustia emocional y trauma.

Cuando veíamos algo relacionado a la Mansión Playboy en la televisión, todas las mujeres presentes parecían sonreír siempre. Como si todo estuviera dedicado a ellas y bueno, a hacer dinero junto al creador de ese imperio, Hugh Hefner.

Pero como todo en la vida, el tiempo pasa y en ocasiones se descubre que no todo era color de rosa, en este caso quedando mancillada la reputación de la casa del conejo.

Film Magic

Varias modelos han hablado sobre el uso de estupefacientes fuertes en el lugar y en otras ocasiones, cómo eran usadas estas mujeres y obsequiadas a hombres poderosos. Pues en esta ocasión la cosa empeora, porque las gemelas que vivieron en esta casa acusan que en ocasiones incluso eran secuestradas en contra de su voluntad.

Hablamos de Karissa y Kristina Shannon, quienes pasaron dos años viviendo en este lugar, hasta que lograron salir de ahí en 2010. Lo cierto, es que aseguran que fue tanto su sufrimiento que al enterarse de la muerte de Hefner, se alegraron, pensaron que nadie más pasaría por lo que pasaron ellas.

Film Magic

“Cuando murió Hef, una parte de nosotros se sintió triste, pero otra parte dijo: ‘Está bien, ya no se arreglará ni arruinará a más chicas como a nosotras’. Pensé que Playboy era una gran familia, ahora puedo ver que era un culto”.

–Kirstina Shannon dijo al Sunday Mirror

Pero lo que generó el peor estrés para ellas fue ser tratadas como objetos que inclusive podía guardar a su antojo en una caja. “Actuaba como nuestro dueño. Si rompíamos sus reglas, seis guardias nos arrastrarían a nuestra habitación y no nos dejarían salir”, aseguró.

Getty Images

Ahora, 12 años después de haber salido de la Mansión Playboy y 5 desde que murió Hugh Hefner, ambas quieren demandar a la empresa de Playboy por estrés y angustia emocional. Al parecer son cada vez más las mujeres que cuentan esto sobre la Mansión Playboy, un lugar que parecía de ensueños pero era la casa de tortura para otras mujeres.

Getty Images

Aunque es cierto que solo llegaban mujeres mayores de edad con capacidad para discernir, esperemos que esto no ocurra más, pues nadie merece sentirse mal consigo mismo.

Puede interesarte