Por Javiera González Ruiz
18 febrero, 2020

Apenas vio a los fotógrafos perdió el control y comenzó a gritarles.

Adele ha estado años luchando por bajar de peso, sometiéndose a extremas dietas y a intensas rutinas de ejercicio para obtener resultados. Y ahora que lo logró, parece no estar demasiado feliz, pues los paparazzi están al acecho suyo a donde quiera que vaya.

Tal vez nunca imaginó que su drástico cambio físico atraería a la prensa… pero así fue.

Instagram @adele.arabia

Y ahora que lo comprobó, ha estado intentando mantenerse en el anonimato de todas las formas posibles.

Por eso cuando asistió a la boda de su amiga y cantante inglesa Laura Dockrill con Hugo White de The Maccabees en el pub Mason’s Arms en Londres, intentó que nadie la viera. Pero para desgracia suya, los paparazzi ya estaban instalados esperándola.

Backgrid

Si bien permitió que los invitados de su amiga la grabaran cantando en la boda sus más grandes éxitos, al salir no quiso que nadie la fotografiara e intentó cubrirse el rostro con unas flores.

Backgrid

Pero cuando entró al auto que la esperaba para abandonar el lugar, perdió el control y se enfureció, gritándole a los paparazzi que se fueran.

Backgrid
Backgrid

¡Incluso los insultó con un dedo!

Backgrid

No hay dudas de que Adele no lo está pasando bien con la persecución de los medios por su nueva figura, así que esperamos que pronto la atención vuelva a enfocarse en su talento y no en su físico.

Puede interesarte