Por Monserrat Fuentes
27 septiembre, 2018

Estudio reveló que al menos 200 divorcios en lo que va de año señalan a los juegos online como una de las causas en el Reino Unido.

Si pensamos en uno de los juegos en línea más populares del momento Fortnite es uno de los primeros que se nos viene a la mente. Actualmente el juego cuenta con 78,3 millones de usuarios, transformándolo en uno de los más exitosos de últimos años, según Level Up.

Si de juegos online hablamos, también tenemos que hacerlo de la adicción que estos provocan, trastorno que no solo se genera en niños y adolescente, sino que también en adultos.

Imagen de referencia/Pixabay

Ahora Fortnite ya no solo rompe amistades y noviazgos, también está acabando con matrimonios. Según el sitio web divorce-online.co.uk, desde enero a la fecha se han llevado a cabo 200 divorcios por culpa de Fortnite.

El estudio señala como culpable a Fortnite y otros juegos online del 5% del total de divorcios en lo que va de año.

Cabe destacar que en ninguno de los casos los juegos online han sido el único factor mencionado, pero que se está haciendo cada vez más común que éstos estén entre las causas de las separaciones.

Fortnite/Facebook

“La adicción a las drogas, el alcohol y el juego a menudo se han citado como razones para la ruptura de relaciones, pero el comienzo de la revolución digital ha introducido nuevas adicciones”, señala el portavoz de Divorce Online. “Estos ahora incluyen pornografía en línea, juegos en línea y redes sociales, por lo que no nos sorprende que cada vez más personas tengan problemas de relación debido a nuestras adicciones digitales”, agregó.

La adicción a los juegos puede ser grave a todas las edades, de hecho la Organización Mundial de la Salud ya reconoce este problema como un trastorno mental que llamaron “desorden del juego”.

Uno de los últimos casos conocidos de adicción a Fortnite es el de una niña de 9 años que ahora se encuentra en terapia para superar su trastorno que la llevó incluso a orinarse en los pantalones para no dejar de jugar.

A pesar de que el estudio fue realizado en el Reino Unido, el juego es una tendencia global, por lo que podemos suponer que alrededor del mundo está ocurriendo lo mismo.

Puede interesarte