Por Daniela Morano
14 noviembre, 2017

Algunos quedan con secuelas durante años. El divorcio de Brad no la tiene nada bien…

En una reciente entrevista con la revista Vanity Fair, la actriz Angelina Jolie confesó que ha sido diagnosticada con parálisis de Bell, una enfermedad que afecta a los músculos del rostro y es causado por daño o trauma de los nervios faciales. Angelina dice que en un principio fue al médico porque tenía hipertensión, lo que usualmente es asociado a la parálisis de Bell.

Normalmente se produce por estrés, algo para nada ajeno a Angelina, quien hace unos meses anunció que oficialmente se divorciaría de Brad Pitt con quien estuvo más de 12 años.

“No puedo saber si es la menopausia o si sólo ha sido por el año que he tenido. Algunas veces las mujeres se ponen hasta el último, hasta que algo se manifiesta en su salud,” dijo la actriz.

“De hecho me siento más mujer porque estoy siendo cuidadosa con mis decisiones, poniendo en primer lugar a mi familia. Me estoy haciendo cargo de mi vida y de mi salud. Creo que eso es lo que hace a una mujer sentirse completa”.

Lamentablemente, la parálisis sólo puede ser diagnosticada al descartar de a poco otras posibles causas para la hipertensión. Sin embargo, en promedio, quienes sufren de esto se recuperan entre tres y seis meses, aunque muchos quedan con secuelas.

No te lo pierdas