Por Alvaro Valenzuela
29 noviembre, 2016

El rapero tuvo que cancelar todos sus shows por problemas psiquiátricos.

La prensa estadounidense confirmó lo que muchos especulaban. Las semanas previas a su hospitalización, Kanye West estaba teniendo aterradoras pesadillas sobre su esposa Kim Kardashian tras el robo que sufrió en París y esta habría sido la principal la razón por la que el rapero tuvo que cancelar sus shows e internarse en una clínica.

Todo esto fue confirmado por una “fuente cercana al rapero” (¿Quién será? No lo sabemos) que habló con la revista Us Weekly.

“Estuvo muy agitado desde el robo en París. Causó mucho impacto tanto en él como en Kim. El simple hecho de pensar que algo le podría suceder a ella le hizo colapsar. No estaba durmiendo y tenía pesadillas”.

El 21 de noviembre de 2016 el rapero y productor musical de 39 años ingresó al Centro Médico Ronald Reagan de la UCLA  luego de un incidente en la casa de su personal trainer. Según el sitio TMZ, West se estaba comportando “erraticamente” y fue “esposado a una camilla durante el trayecto al hospital”. Sólo horas después el músico canceló su tour por todo Estados Unidos. Al parecer no pudo soportar que Kim no estuviera con él en la gira.

Él no puede hacer sus espectáculos sin ella. Eso es lo que hizo que empeore. No quería estar lejos de ella… [el robo] fue muy duro para él también, pero trató de seguir adelante. Jamás hubiera cancelado la gira a menos que las cosas estuvieran muy mal”.

Getty Images
Getty Images/Jacopo Raule

Ahora West está intentando concentrarse y superar el trauma que ha sufrido tras el asalto a su esposa en su residencia privada en París donde le robaron más de 10 millones de dólares en joyas y fue amarrada y apuntada con un arma.

“El robo gatilló todo. Kim es su familia y la única que tiene ahora. Ellas lo tomaron y lo acogieron. Así que ver a Kim traumatizada fue muy importante para él”.

Según reveló una fuente Us Weekly, la más famosa del clan Kardashian ha estado cuidando a su marido de dos años desde su colapso, durmiendo a su lado en el hospital y ayudando a alimentarlo. “Kim ha sido increíble”, dijo esta persona. “Sabía que no podía seguir como estaba y ha estado a su lado a través de todo esto”.

¿Qué te parece todo esto?

Te puede interesar