Por Lucas Rodríguez
9 mayo, 2019

Su doble nacionalidad así lo permite. Aunque difícilmente logre las dos cosas al mismo tiempo.

Archie Harrison es su nombre y su importancia es ser el primer hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry, miembro de la familia real británica por medio de su abuela, la reina Isabel II. Archie ha nacido literalmente en lo más alto de la alcurnia mundial, pero ha diferencia de sus primos y tíos, también es un ciudadano de los Estados Unidos. Imglés y americano, ese es el pequeño Archie. 

@sussexroyal

Si vamos un poco más profundo, esta doble nacionalidad, junto con su status como descendiente directo de la realeza británica, le deja en una posición en la que nunca nadie se había encontrado antes, la de poder optar tanto al trono de las islas británicas, como al asiento más alto de los Estados Unidos.

Sí, Archie podría llegar a ser tanto rey como presidente.

@i.dream.movies

Para ser más técnicos, las posibilidades de que ambas cosas ocurren son bastante lejanas. Por un lado, Archie lleva solo un par de horas en el planeta tierra, así que es un poco prematuro estar anunciándolo como posible candidato presidencial. 

Junto con esto, Archie se encuentra bastante bajo en la línea de sucesión al trono inglés. Antes que él se encuentra su abuelo Charles, sus tíos William y Kate junto con sus tres hijos, e incluso sus propios padres, Harry y Meghan. Si las matemáticas no son tu fuerte, solo digamos que no tiene la mejor de las posibilidades. No nos parecería raro que también resultara que Claire Foy viene antes que él. 

@sussexroyal

De todas formas, no es menor que la realeza británica acaba de recibir a su primer miembro directo, cuyas lealtades también recaen en la tierra que alguna vez fue una colonia del imperio británico.

Diría que el mundo estaba avanzando, si no fuera porque aun en el 2019 estamos hablando de reyes y reinas. 

 

Puede interesarte