Al menos así lo confirman las últimas imágenes captadas tras su viaje en un avión privado.

En medio de las polémicas por no practicar con el ejemplo en temas medioambientales tras viajar numerosas veces en aviones privados que generan una alta huella de carbono, Meghan y Harry han llamado la atención también por el pequeño Archie.

Resulta que la pareja fue fotografiada en la riviera francesa cuando bajaban de un Cessna Citation Sovereign, en su segunda excursión europea, y aunque Meghan intentó ocultar a su bebé lo más posible, se pudo ver todo lo que ha crecido el pequeño en sus tres meses de vida.

Mega

Además llamó la atención lo mucho que se esfuerza la duquesa de Sussex por cubrirlo…

Mega
Mega

Al menos así ha quedado demostrado en varias ocasiones:

Tim Rooke
Instagram @sussexroyal

Y eso tendría una muy buena explicación.

De acuerdo a diversos medios, el pequeño Archie Harrison heredó el rasgo más característico de su padre: el cabello pelirrojo.

Instagram @sussexroyal

Y por eso mismo, al tener un color claro, su cuero cabelludo queda más expuesto al sol y su piel suele ser más delicada, así que los esfuerzos de Meghan por mantener a su hijo lo menos expuesto posible serían totalmente comprensibles, ya que le estaría evitando malestares al pequeño por los golpes de calor.

Instagram @sussexroyal
Instagram @sussexroyal

Y de acuerdo a la revista People, Archie es un bebé feliz y regordete como otros niños de su edad.

Si bien algunos aseguran que el pequeño sería rubio, basta ver las imágenes de la infancia del príncipe Harry para recordar que él también parecía tener el cabello del mismo color, pero con los años fue cobrando un color anaranjado más intenso.

Puede interesarte