Por Monserrat Fuentes
5 junio, 2018

Se deshizo de su habitual coleta y dejó ver sus pecas.

El 2017 de la cantante Ariana Grande estuvo marcado por un macabro hecho que la cambió para siempre. El día 22 de mayo se produjo el atentado terrorista en Manchester durante un concierto de la artista que terminó con la vida de 22 personas (la mayoría jóvenes) y dejó a 116 heridos, según cifras oficiales.

@arianagrande

Ha pasado un año desde el atentado en Inglaterra y Ariana aún sufre sus efectos. En una conversación con “British Vogue” la cantante se deshizo del excesivo maquillaje y se mostró más natural y vulnerable.

Se sinceró sobre el estrés post-traumático que ha sufrido desde ese día. “Es difícil hablar porque muchas personas han sufrido una pérdida tan severa y tremenda”. Pero, sí, (el estrés) es algo real “.

@arianagrande

Encabezando la portada del mes de julio, habló de lo que han tenido que pasar ella y sus fans.

Conozco a esas familias y mis fanáticos, y todos allí también experimentaron un gran estrés postraumático. El tiempo es lo más grande. Siento que ni siquiera debería estar hablando de mi propia experiencia, que no debería decir nada. Creo que nunca sabré hablar sobre eso sin llorar“, dijo.

Grande posó para el fotógrafo Craig McDean luciendo completamente diferente, posó sin su habitual coleta y con un maquillaje natural y sencillo que deja ver sus pecas.

Craig McDean
Craig McDean

Puede decir que nunca la había visto así.

Puede interesarte