Y no es la única víctima…

Parado de puntillas, con los brazos abiertos y pareciendo una de las clásicos premios de los Oscar que se acercan, recibe a todos en Los Ángeles esta estatuilla gigante en la que se lee “Ídolo Falso”. Hay que acercarse solo un poco para darse cuenta que es nada más ni nada menos Kanye West.

El rapero luce como Jesús, pero por lo que dice su pedestal, sabemos que es sarcasmo. Es realmente una burla hacia Kanye (y hacia Hollywood) por parte de un artista anónimo, pero que ya conocemos hace tiempo.

Hace un par de años que en este periodo aparecen misteriosamente estas estatuas que con ironía hacen referencia al mundo de las “estrellas” y los famosos. Hace tres años fue una figura inyectándose drogas, hace dos, uno aspirando cocaína y el 2016 una stripper en la que se leía “plan de respaldo”.

La Brea and Hollywood Blvd #oscars2015 #oscars #academyawards #hollywood #streetart #streetartla

A post shared by Plastic Jesus® – Official (@plasticjesus) on

¿Y por qué la crítica a Kanye? Por sus múltiples frases con las que ha demostrado su apoyo a Donald Trump. Sí, aunque no conozcamos la cara de este artista, sabemos gracias a su Instagram que es anti-Trump y lo ha dejado plasmado en sus publicaciones.

¿Qué piensas tú de su mensaje?

Puede interesarte