Por Antonio Rosselot
27 septiembre, 2019

El evento, que se celebra todos los años en Gloucestershire (Inglaterra) dejó lesiones y caídas para el recuerdo. ¡Todo sea por el queso!

El ser humano nació para competir, ya sea con decisión o de manera sana; en este mundo, tan complejo y con tantas cabezas pensantes, se han generado iniciativas y eventos que escapan de las razones de la lógica, como el concurso de lanzar móviles, el de imitación de cerdos, y los 50 metros con obstáculos en tacones, por ejemplo.

Pero ahora, les hablaremos de otra de las clásicas competencias sin sentido que existen en este mundo, y es una que llevamos en lo más profundo de nuestro corazón: el festival del queso rodante, que se lleva a cabo todos los años en Cooper’s Hill, Gloucestershire (Inglaterra).

Por si no lo conocen, se trata de un evento que tiene cuatro carreras, en donde los participantes bajan corriendo una empinada colina persiguiendo una rueda de queso Double Gloucester. Quien llegue primero a la meta se lleva el mismísimo queso como premio, y también unos cuantos moretones y/o lesiones de cierta gravedad por las caídas.

Chris Anderson, el corredor por excelencia de esta carrera y dominador de la prueba en 22 ocasiones, se retiró de las pistas tras ganar el año pasado. Es por eso que Max McDougall, un chico local de 22 años, aprovechó la ventana dejada por Anderson y ganó la primera carrera.

TWM

La segunda carrera del día vio a Ryan Fairley (29) como el vencedor, quien ganó su noveno queso en total. Aprovechó de explicar su técnica a los medios locales:

TWM

«Debes correr e inclinar el cuerpo hacia atrás, no trates de ir hacia adelante, ya que te vas a tropezar y caer. Si te echas para atrás, te mantienes en pie (…) me duele un poco la espalda, pero nada que no se arregle solo. Debo ir a trabajar mañana»

Ryan Fairley a Gloucestershire Live

La tercera carrera corresponde a la femenina, donde Flo Early (28) fue la vencedora por segundo año consecutivo. La oriunda de Stroud superó una torcedura de tobillo y ganó el cuarto queso de su historia, pero anunció su retiro de la colina para las próximas ediciones.

TWM

Finalmente, la última carrera fue ganada por el canadiense Mark Kit (21), oriundo de Toronto. Kit vio muchos videos de la competencia cuando era pequeño, y finalmente se decidió a viajar para participar en esta edición.

TWM

No sabemos si a estas personas les gusta demasiado el queso, o correr colina abajo, o ambas… ¡pero lo que sí sabemos es que vaya que nos entretiene verlos caerse! Los dejamos con este video de las mejores caídas a modo de cierre:

Puede interesarte