Por Francisco Armanet
22 agosto, 2017

Sus fotos a la misma edad demuestran el inmenso poder de la genética.

Claro está que los niños suelen llevar un parecido considerable con sus respectivos padres. En algunos casos la similitud no es tan evidente, mientras que en otros basta con mirar de reojo para darse cuenta que la similitud es suprema. Los casos son sencillamente innumerables a lo largo de la historia, sin embargo, aquellos sobre los que más se tiene registro son los vinculados al mundo del espectáculo, de la política, del cine, en fin, de las celebridades… 

Y en lo que a eso respecta, sería una imprudencia no sacar a relucir el que es probablemente el caso más emblemático del último tiempo.

Así, tal cual.

¿Recuerdas a la princesa Carolina de Mónaco? Si lo haces, genial. Sino, te ayudaremos a refrescar la memoria.

El Mundo

Así luce la viuda de Stéfano Casiraghi en la actualidad. Sin embargo, lo que nos convoca hoy es recordarla en sus años de juventud, para luego hacer el increíble símil con su hija Carlota Casiraghi, fruto del matrimonio que tuvo con Stéfano.

Así lucía Carolina de Mónaco antes de los 30 años.

Guioteca

Hermosa, ¿no crees? 

Pues, llegó el momento de que conozcas a su hija Carlota. ¡Te sorprenderás por en increíble parecido que ambas tienen!

Guioteca

Una joven bastante bella. Y sin duda, idéntica a su madre.

Guioteca

¡Son como dos gotas de agua!

Guioteca

Y claro, por algo existe el dicho «De tal palo, tal astilla»

De todas formas, dejamos la pregunta planteada, ¿Prefieres a alguna en especial? ¿Crees que se parecen o piensas que no es para tanto?

¡Cuéntanos tu opinión!

Puede interesarte