Por Andrea Araya Moya
5 abril, 2021

La joven comenzó siendo modelo en 2014 y participó en pasarelas y series de televisión.

Hoy en día el nombre de Sharon Fonseca resuena en redes sociales debido a sus constantes selfies mostrando su belleza y talento en el modelaje y en los bailes en los que participa junto a su novio, el millonario Gianluca Vacchi. Y es que la modelo a diario conquista a sus seguidores y se gana miles de likes con cada foto que publica, sobre todo si es junto a su pequeña hija Blu.

Pero la vida de Sharon no siempre fue así. De hecho, antes de conocer a Gianluca, Fonseca era una joven que estaba iniciando sus pasos en la carrera del modelaje.

Gianluca Vacchi

Precisamente, en el año 2014, la venezolana tenía 17 años y recién se abría paso en este mundo. Y, para hacerlo, tuvo que viajar a Miami y establecerse allá para estudiar Diseño de Moda.

En ese entonces fue reclutada por la agencia de modelos Ford Models.

Y su apariencia era la de una joven feliz por iniciar una carrera que la dejara demostrar su talento.

Sharon Fonseca

Rápidamente Sharon se destacó y comenzó a abrirse paso en diferentes pasarelas desfilando para diseñadores y eventos de moda. Tenía un enorme talento para posar naturalmente y derrochar elegancia y sensualidad.

Y, aunque en realidad no ha cambiado tanto desde los 17 años (o casi nada), Sharon lucía un cabello más crespo y cejas más pobladas de las que tiene hoy.

Sharon Fonseca

Un look completamente juvenil.

Sharon Fonseca

Pero además de su carrera como modelo, Sharon también probó su habilidad en la actuación, participando en diferentes series de televisión como “Dueños del paraíso”, “Bajo el mismo cielo”, “Jenny Rivera: Mariposa de barrio”, entre otras.

Así mismo, también se le vio posando al lado de grandes personalidades como Don Francisco en “Sábado Gigante”, y Juan Gabriel en una de las ceremonias de los premios Latin Billboard.

Sharon Fonseca
Sharon Fonseca

Hoy en día la joven de 26 años es influencer y se dedica a criar a su pequeña hija Blu Jerusalema.

Y demuestra también que su belleza no sabe del paso del tiempo. Se mantiene prácticamente igual.

Puede interesarte