Por Antonio Rosselot
3 noviembre, 2020

Katy salió a dar un paseo por su barrio en Los Angeles con un outfit muy simple y relajado, tal como ella demostró sentirse con su cuerpo después de ser madre.

Katy Perry está en uno de los mejores momentos de su vida. A sus 36 años recién cumplidos, está disfrutando de su primera maternidad tras el nacimiento de Daisy Dove, además de estar muy enamorada de su prometido Orlando Bloom y de recién haber lanzado un nuevo disco.

Sin embargo, desde su parto no se había mostrado mucho ante las cámaras, además de unas pocas entrevistas y publicaciones en redes sociales. Pero el domingo pasado, mismo día de su cumpleaños, aprovechó para salir a pasear con su querido perro Nugget por las calles de su barrio en Los Angeles (EE.UU). El diario Daily Mail publicó una serie de fotografías de la artista caminando tranquilamente por el vecindario.

Clint Brewer Photography

Quizás uno podría pensar que la cantante está tratando de esconder su figura fuera de forma tras dar a luz, pero no dudó en salir y mostrarse tal como estaba, usando ropa cómoda —una camiseta de manga larga y pantalones deportivos holgados—, sandalias y una gorra con la cara de Mickey Mouse. Es decir, el relajo máximo.

Clint Brewer Photography

Hay que rescatar que Katy no es pretenciosa respecto a su cuerpo, y que tampoco tiene pudor a mostrar su cuerpo transformado en la etapa post embarazo.

Clint Brewer Photography

Es muy común que las famosas comiencen estrictas dietas o usen fajas reductoras para recuperar su figura lo antes posible, pero Katy prefiere la comodidad y demostrar que lo natural no tiene por qué asustar.

 

Veremos qué le depara el futuro próximo a la artista, pero ya sabemos que se lo tomará con total relajo. ¡Como debe ser!

Puede interesarte