Y según la ley de 1717, ella tiene el control sobre la educación, crianza y matrimonio de sus nietos.

Aunque la Reina aceptó la renuncia de Harry y Meghan a sus funciones reales, no todo estaría solucionado para la pareja. En especial ahora que salió a la luz un acuerdo, de hace más de 300 años, que establece que son los reyes quienes tienen la custodia de sus nietos y bisnietos.

Es decir que actualmente ni los duques de Cambridge ni los duques de Sussex tienen el control legal sobre sus hijos.

Al menos así lo señaló la experta real Marlene Koenig a Mirror, quién además aseguró que esa legislación fue aprobada durante el reinado de George I, fue conocida como la Gran Opinión para la Prerrogativa de la Familia Real y tenía que ver con el poder del rey sobre la educación, la crianza y el matrimonio de sus nietos.

Instagram @theroyalfamily

«Lo hizo porque tenía una relación muy mala con su hijo, el futuro rey Jorge II, por lo que se aprobó esta ley que significaba que el rey era el guardián de sus nietos» aseguró la experta.

Entonces, actualmente es la Reina quien tiene la custodia completa de sus bisnietos, al igual como la tuvo con el príncipe William y Harry cuando eran pequeños y sus padres, Charles y Diana, tenían que obtener el permiso de la monarca antes de hacer cosas simples con sus hijos, como irse de vacaciones.

Instagram @theroyalfamily

Koenig confirmó que la ley todavía está vigente y hoy «técnicamente» los padres necesitan el permiso de la Reina Isabel para sacar a sus hijos del país. Sin embargo, según la especialista, aunque Isabel II tenga todo el derecho de entrometerse en las decisiones que incluyan a sus bisnietos, se cree que no se opondrá con los deseos de los padres.

Instagram @theroyalfamily

Así que en este caso, como Meghan y Harry quieren vivir en Canadá, no habría problema alguno para que el pequeño Archie viaje con sus padres.

Puede interesarte