Por Augusto Catoia
27 diciembre, 2017

«Esto es realmente hermoso y trasciende todas las barreras de idiomas», dijo un usuario de YouTube, donde los números del video son impresionantes.

Desde que comenzó a sonar en las radios y en Internet ‘Despacito’, de Luis Fonsi, la canción se volvió un hit tan enorme que personas de las más diversas nacionalidades e idiomas cantan y la escuchan. Dicho tema se volvió algo tan grande que, además, le arrebató el trono de video más visto en YouTube al megahit coreano «Gangnam Style» con más de 4,5 mil millones de reproducciones.

Sin embargo, aun con todo ese éxito arrollador, la pegajosa canción del puertorriqueño no fue el video más viral del año. A miles de kilómetros del distancia, ese logro fue alcanzado en Tailandia.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

En ese poblado país asiático, un exótico video se llevó el cetro de un aspecto que conlleva una combinación de factores como número de clics «Me Gusta», comentarios y número de compartidas.

Todo ocurrió en un programa similiar al tradicional ‘The Voice’, pero con participantes enmascarados. Y en ese contexto apareció un artista llamado ‘Oyster Mask’ (‘Máscara de Ostra’), quien dejó boquiabierto a todo un país y trascendió sus fronteras.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Cantando una canción en tailandés titulada ‘Until we will become dust’ (Hasta que nos volvamos polvo), el misterioso intérprete dejó a los jurados impresionados y despertó intensos gritos del público segundos después de comenzar a cantar. Su voz enganchó a todos instantáneamente.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

En seis meses, el video acumula casi 200 millones de visitas, más de 633 mil clics en ‘Me Gusta’ o ‘No me gusta’ (588 mil de ellos son reacciones positivas) y casi 58 mil comentarios.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

«No manejo el tailandés y la letra, al traducirse al inglés, no suena muy melódica. Pero esto es realmente hermoso y trasciende todas las barreras de idiomas«, expresó un usuario de YouTube.

Una vez más, la música logra superar todas las distancias de las lenguas y los países. Qué maravilloso que un video como este se viralice tanto.

Puede interesarte