Por Andrea Araya Moya
28 julio, 2022

Con Emme ya casi son mejores amigos.

Cuando Jennifer Lopez y Ben Affleck decidieron volver a estar juntos, rápidamente la atención se enfocó en los hijos de ambos, sobre todo porque los niños, en su totalidad, son muy apegados a sus otros progenitores. De hecho, la idea de que los hijos de Jennifer no aceptarían a Ben luego de que JLo tuvo otra relación pocos meses antes, era muy potente.

Por ello, cuando salieron a la luz las primeras imágenes de Ben cerca de Emme y Max, la gente no tardó en especular que los adolescentes no querían al actor. Pero no.

Backgrid

Pues desde un comienzo, Ben Affleck se presentó ante los hijos de JLo con mucho respeto, y cariño, formando incluso un lazo especial que tiene encantada a la intérprete de “Let’s Get Loud”.

“Jennifer entiende que nadie reemplazará a su padre, pero ella ve cómo Ben ha recibido a sus hijos como si fuesen los suyos y eso es lo que más ama de Ben. Él ha desarrollado una relación especial con Max y Max se ha sentido cómodo con él. Es importante para JLo que Max tenga una figura masculina en su vida todo el tiempo, porque lo hace sentir seguro”.

-Fuente a HollywoodLife. 

Backgrid

Y el lazo que el actor ha creado con los hijos de JLo es tan potente y “genuino” que ya son prácticamente “mejores amigos”, por ello también se fueron todos de luna de miel a París.

“Jennifer y Ben adoran tener a sus hijos cerca. Puede sonar poco convencional llevarlos a la luna de miel, pero tiene todo el sentido para ellos. Ambos están muy ocupados siempre, así que hacen lo que sea para pasar tiempo con ellos, de verdad quieren que estén juntos. Y este matrimonio es más que solo ellos, han unido sus familias, así que por qué no celebrar a esta gran familia feliz”.

-Fuente a HollywoodLife. 

Por un lado Max, aunque no aparece tantas veces con su familia, se siente seguro al lado de Ben, sin necesidad de demostrar demasiado.

Emme, por su parte, ya lo considera un cómplice, sonríe junto a él y hasta se hizo amiga de Seraphina, la hija de Ben.

Shutterstock

Ya lucen y se sienten como toda una familia feliz.

Puede interesarte