Por Diego Cid
8 agosto, 2017

¿Acaso debería estar prohibido si acaba de ser madre?

Si hay alguien a todos amamos es Beyoncé. Sí, me refiero a amar en el sentido literario, ni siquiera figurativo de la palabra. Eso es lo que Queen B causa, eso es lo que la verdadera reina provoca en todos nuestros corazones. Dicho amor, de hecho, se extiende a sus familia y casi -casi- que podemos a perdonar a Jay-Z por los problemas que causa.

Fue con él con quien decidió compartir una agradable cita y beber unos cuantos tragos en una velada romántica.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

Pero cuando la gente la vio bebiendo, puso el grito en el cielo, Todo considerando que dio a luz en junio, por lo que ha pasado muy poco tiempo desde que fue madre una vez más.

Ante la duda, es cuando en realidad todos han demostrado un gran nivel de ignorancia sobre el tema, pues de hecho, beber una o dos copas a la semana no afecta la leche materna, según el Servicio Nacional de Salud inglés:

“Se recomienda a las madres amamantando no tener más de una o dos unidades de alcohol una o dos veces a la semana. Una unidad de alcohol es aproximadamente 25 ml. de destilados, media pinta de cerveza o 125 ml. de vino, aunque siempre depende de qué tan fuerte sea el trago”.

Instagram/Beyonce

Así que claro, mientras muchos traicionaron el gran amor que todos deberíamos sentir por la Queen B, no parece estar haciendo nada malo. Claro, si tienes algún argumento sólido para pensar lo contrario, siempre hace bien colaborar al sano debate.

Te puede interesar