Por Ronit Rosenberg
23 febrero, 2019

Una mujer quiere aprovecharse de Queen Bey.

Beyonce es la reina de las extravagancias, y el nombre de su hija mayor no podía ser diferente. Y ahora que Ivy Blue se ha convertido en toda una mini celebridad con un fuerte carácter, la cantante se niega que hayan personas que llamen así a sus hijos o que utilicen el nombre para cualquier cosa.

Wireimage

Queen Bey está acostumbrada a decir «A», y su equipo corre a hacérselo. Pero esta vez sus abogados se encontraron con un obstáculo que tiene a la intérprete de Single Ladies muy molesta.

El pequeño problema de patentar el nombre Ivy Blue es que alguien se le adelantó y ya lo tiene como marca registrada. Una mujer tiene una empresa de organizaciones de bodas que se llama tal como la pequeña hija de Jay Z y Beyoncé.

NARAS

Cuando la contactaron para ver qué podían hacer, la mujer, Victoria Morales, le dijo a los abogados de Beyoncé que le tenía una gran oportunidad de negocio, y se lo vendía a 10 millones de dólares, junto con el derecho de la patente de Ivy Blue.

Wireimage

Incluso, preparó una presentación en Power Point para señalarle por qué sería un gran negocio (como si Bey lo necesitara).

Ahora los abogados usarán esa presentación para demostrar que Victoria Morales los ha querido chantajear por dinero.

Cuidado, Bey no se deja doblegar fácilmente. Si quiere que Blue Ivy sea única en el mundo, lo conseguirá en sus términos.

Puede interesarte