Por Lucas Rodríguez
6 febrero, 2020

La enfermedad que azota a China necesita toda la ayuda posible. Como siempre, Bill está a la altura del problema.

Desde sus obscuros inicios en un mercado de venta de carne en Wuhan, una ciudad industrial china que no tendría por qué tener tanta figuración en los medios, el coronavirus se ha convertido en el tema que tiene a todos preocupados. La mala cobertura que las autoridades chinas le dieron a la epidemia hizo que el mal se expandiera sin una apropiada comprensión sobre con qué era lo que estábamos tratando. La enfermedad ya ha comenzado a expandirse hacia otros lugares del mundo, provocando un pánico mundial. Es importante tener en cuenta que a pesar de que el mal puede llegar a ser mortal, más que nada ha acabado con la vida de personas ancianas o ya enfermas: para alguien que goce de juventud y buena salud, no debería ser un problema. 

Lo peligroso de este tipo de males, es que pueden mutar. Como se trata de bacterias que están tratando de adaptarse a un ambiente, luchan por fortalecerse y superar los tratamientos con las que nosotros intentamos erradicarlas. Estos las lleva a cambiar su composición, forzándonos a partir de cero con la búsqueda de una cura, o a fortalecerse, obligándonos a mejorar el tratamiento que ya tenemos. Es una lucha que no parece ser capaz de solucionarse pronto, al menos no hasta que se haya sintetizado una vacuna contra el coronavirus. 

@thisisbillgates

Este proceso requiere tiempo y recursos, así como personas especializadas, con los conocimientos suficientes en el área de la medicina y la bacteriología. Muchas veces las curas no se alcanzan por problemas administrativos o de financiamiento. De ahí que sea tan importante el apoyo que los gobiernos del mundo, así como el trabajo todo tipo de industrias y grupos sin fines de lucro. Aquí es también cuando los filántropos del mundo tiene una oportunidad para demostrar que su compromiso con la humanidad es genuino. 

@thisisbillgates

Alguien que no necesita convencernos de que su cualidad de líder por las causas humanitarias es bien ganada, es Bill Gates. Aun así, el multimillonario ya anunció que juntó con su esposa Melinda, canalizarán 100 millones de dólares hacia la investigación y búsqueda de una cura para el coronavirus.

@thisisbillgates

Esto se une a los 20 millones de dólares que la fundación de Bill & Melinda Gates ya había donado para combatir esta epidemia con la que comenzaremos la nueva década. Parte del dinero también irá dedicado a la ayuda humanitaria en las zonas donde el virus más se ha esparcido, que además, y no por casualidad, son algunas de las más vulnerables del mundo. 

 

 

Puede interesarte