Por Lucas Rodríguez
6 septiembre, 2019

La enfermedad afecta casi exclusivamente a mujeres. Sus síntomas parecen comunes, por lo que es difícil de reconocer y diagnosticar antes que se vuelve un problema.

Por alguna razón que no está del todo claro, el cuerpo de las mujeres tiende a ser víctima de muchísimas más dolencias y problemas que el de los hombres. No solo basta con que tengan que sufrir los dolores y angustias del embarazo y el parto, sino que además suelen ser víctima de dolencias diarias. Es difícil para una mujer levantarse un día en la mañana, sin sentir que algo no anda del todo bien en sus cuerpos. Por suerte tienen una fuerza de voluntad enorme que las ayuda a seguir adelante con su vida, pero esto no significa que esos sufrimientos no existan. 

Lo más complicado de esto, es que muchas veces son dolencias tan comunes que puedan pasar años sin recibir la atención que se merecen. Muchas veces incluso, quedando fuera de un diagnóstico médico apropiado.

Pixabay

Uno de estos problemas y riesgos mucho más común y corriente de lo que uno cree, es el conocido como Síndrome de Sjögren. Sus síntomas son una manada de dolencias y molestias que por sí mismas no deberían llamar la atención, pero que cuando vienen juntas, se transforman en un síndrome muy peligroso. 

Entre ellas están la sensación de sequedad de boca y ojos, junto con dificultades para hablar, fatiga intensa y dolor de articulaciones. Los primeros podrían ser un resfrío y los segundos, el agote por asistir al gimnasio. Pero cuando vienen juntos, son parte de este síndrome, algo que se debe saber y tomar en cuenta mucho más de lo que se hace normalmente. 

Pixabay

Lo más complejo de este síndrome, es que hasta el día de hoy se desconocen sus causas. Fue tipificado en 1933 por el médico sueco que le da su nombre, pero desde ese momento en adelante, no se han hecho demasiados progresos, además de conocer sus síntomas y comprender un poco más como funciona. Su tratamiento tampoco es el más eficaz: no existe una cura como tal, solamente tratamientos paliativos para aminorar los dolores y ayudar a los pacientes a emprender a vivir junto a este mal. 

Un aspecto que se desconoce y tal cual ocurre con muchas enfermedades crónicas, es la reacción de las pacientes frente al estrés de padecer de esta enfermedad, por lo tanto era necesario conocer desde la perspectiva de las pacientes, las principales dificultades asociadas a esta enfermedad.

–Gonzalo Rojas, profesor de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, citado por Biobio Chile.

@dorryaab_pearl_diver

Si experimentas algunas de estos síntomas no los ignores. La salud es algo con lo que es mejor no jugar.

Puede interesarte