Por Lucas Rodríguez
5 septiembre, 2019

Su dependencia del alcohol es en parte lo que le habría costado su matrimonio con Angelina Jolie.

Brad Pitt está viviendo un increíble año en su vida laboral. No solo es uno de los protagonistas «Érase una vez… en Hollywood», la película de Quentin Tarantino que ha sido una de las más celebradas del 2019, sino que también está de protagonista único en «Ad Astra», una película de ciencia ficción que está siendo muy alabada por los críticos del Festival de Venecia.

Incluso se está diciendo que podríamos verlo entre los nominados a los premios oscar, tanto como actor secundario por «Érase una vez…» y como protagonista por «Ad Astra». No estamos afirmando que vaya a ganar ambos, pero sí que si alguien es capaz de hacerlo, ese es Brad Pitt.

Pero hasta hace poco, Brad estaba pasando por un muy mal momento. Se le estaba viendo poco en las películas (la verdad era que estaba dedicado a producir, algo que le agrada cada vez más) y su vida sentimental estaba en pedazos luego del divorcio con su esposa y la que todos creímos sería la mujer de su vida, Angelina Jolie. La que alguna vez fue vista como la pareja definitiva de Hollywood, los Elizabeth Taylor y Richard Burton del siglo XXI, terminó por resquebrajarse y caer en pedazos. 

No hay una sola razón que los llevó a alejarse, pero en una reciente entrevista con el New York Times, Brad asumió parte importante de la culpa.

Eric Charbonneau/Shutterstock

Entre los muchos temas que tocó su entrevista, Brad comentó con una impresionante franqueza sus problemas con las adicciones, especialmente su dependencia del alcohol. Su afición por la bebida llegó al punto de que Brad decidió que era necesario buscar ayuda profesional, algo que no es tan fácil como suena cuando eres uno de los hombres más famosos del mundo.

Aun así, Brad tuvo el valor de exponerse a las cámaras y salir para sumarse a reuniones de Alcohólicos Anónimos. Asistió durante un año y medio a estas, algo que le terminó por ayudar mucho. Pero mientras intentaba salir adelante, tuvo que ver con sus propios ojos como su matrimonio llegaba a su fin.

BACKGRID

Tener este espacio donde podía dejar de ser Brad Pitt (y con ese nombre, todas las expectativas que el resto le asociamos) y ser una persona más con necesidad de ser escuchada, fue clave para que dejara atrás su mal momento. El matrimonio con Angelina ya estaba más allá de cualquier salvación, pero Brad demostró que su carrera no estaba ni cerca de acabarse. Los buenos resultados de este año han demostrado exactamente eso. 

Sony Pictures Releasing

Brad se dio cuenta que la mejor solución para salir de un mal momento, es lanzarnos a nuestros trabajos.

Puede interesarte