Por Antonio Rosselot
26 marzo, 2021

La cantante lleva un buen rato tratando de recuperar el control de su patrimonio y sus asuntos privados, los que han estado a cargo de su padre Jamie desde 2008. Ahora, el abogado de Britney pidió formalmente a los jueces que saquen a Jamie de su rol, y habría chances de un resultado positivo.

La tensa pelea judicial entre Britney Spears y Jamie, su padre, sumó un nuevo capítulo en los días recientes. De acuerdo a Metro, el abogado de la estrella del pop habría solicitado oficialmente a un juez que le revocara los derechos de administración de la fortuna de su hija a Jamie, que se hace cargo del patrimonio y asuntos personales de Britney desde 2008.

Recordemos que la cantante pasó por un período oscurísimo en ese año, donde también perdió la custodia de su hijo. Fue en ese minuto en que Jamie Spears entró como una suerte de tutor legal de su hija y se hizo cargo de su dinero y relaciones.

IG: @britneyspears

En 2019, sin embargo, Jamie se tuvo que restar de la gestión de la vida de Britney por temas de salud, dejando a cargo temporalmente a Jodi Montgomery, una profesional de la salud mental.

Pero ahora Samuel D. Ingham III, abogado de Britney, le dijo a un juez de Los Angeles (EE.UU) que presentaría una petición formal para que Montgomery se haga cargo definitivamente de ese ámbito. Además, la misma Britney habría pedido que su padre renuncie a su rol de supervisor de su vida personal, avanzando un paso más hacia la recuperación de su independencia. Además, habría un resquicio legal que la ayudaría a cumplir su objetivo.

FilmMagic

Documentos obtenidos por la agencia PA detallan las labores que cumplirá Montgomery como la tutora oficial de Britney en caso de que todo resulte bien: podrá “restringir y limitar” a los visitantes de Spears, reforzar su seguridad física y mental y también solicitar órdenes de alejamiento a nombre de la artista.

Por otro lado, Jamie Spears sigue estando a cargo del patrimonio de la artista en conjunto con la empresa Bessemer Trust, quienes administran toda su fortuna. La cantante ya había hecho los esfuerzos para sacarlo de ese rol e independizarse completamente de él, pero los procesos judiciales no le han sido favorables.

De hecho, el mismo Ingham comentó a la corte que Britney se sentía “asustada” con la presencia de su padre, y que no volvería al escenario mientras él siguiese controlando su vida.

Veremos cómo avanza esta iniciativa; quizás sea la definitiva para que Britney sea finalmente libre.

Puede interesarte