Por Camila Cáceres
6 junio, 2017

¿Sabes realmente con quién estás chateando?

Una persona con la fama y el dinero que maneja Caitlyn Jenner ya debería saber de sobra que Internet no es un lugar seguro. Y no sólo me refiero a las historias de terror que han resultado de encuentros de Tinder -o sus similares para el mundo de la diversidad-: la única forma que puedo encontrar para describir el mundo en Internet es citando a Game of Thrones, porque definitivamente “es oscuro y está lleno de terrores”.

Probablemente algún asesor se lo ha dicho, pero Caitlyn ha hecho oídos sordos, pues su nueva adicción bien podría costarle su carrera.

Caitlyn Jenner, de 67 años y que recientemente se ganó el repudio de su familia gracias a su biografía en que “reveló” todo sobre su familia si “revelar” significa “insultar pasivo-agresivamente”, estaría totalmente obsesionada al sexo anónimo en Internet.

Fuentes revelaron que Caitlyn pasaría gran parte de su tiempo libre en chats para encuentros virtuales anónimos y que aunque le ha servido para descubrir más acerca de su identidad de género y sexual, tiene a su equipo de representantes tirándose los cabellos, porque estaría compartiendo imágenes de su cuerpo desnudo con personas totalmente desconocidas.

Claro que jamás les muestra su cara. Es parte del encanto.

Amigos de Caitlyn indican que desde el quiebre con su familia, la ex atleta olímpica se ha vuelto paranoica y no logra confiar en nadie lo suficiente para darle un espacio en su hogar y su vida (y su corazón). Así que los romances virtuales son ideales para ella mientras se prepara para comenzar a explorar esa nueva parte de su identidad.

Sin embargo, este pasatiempo tiene a mucha gente nerviosa por ella. Incluyéndome.

Desde conocer el contenido de su libro no estamos muy contentas con ella, pero el Internet no tiene exactamente una buena historia con fotos sexuales de celebridades, mucho menos la de una tan controversial como Caitlyn Jenner.

¿Qué te parece?

Puede interesarte