“Soy como un salvaje, soy como un animal, soy una bestia” confesó la actriz. Ya no se preocupa por su apariencia como antes.

No hay dudas de que cuando Cameron Díaz comenzó a brillar en Hollywood, además de hacerlo por su talento, lo hizo por su belleza.

¡Es que era considerada una de las actrices más atractivas de la industria!

New Line Cinema

Sin embargo, ahora que abandonó Hollywood, se ha dedicado a llevar un estilo de vida más sencillo y natural, dejando de lado las “cosas no importantes”, como la apariencia.

¡Sin duda dejó atrás el brillo y el glamour de las celebs!

Al menos así lo reveló la misma actriz durante una nueva entrevista con la estrella de RuPaul’s Drag Race, Michelle Visage, en su nuevo podcast de la BBC Rule Breakers, donde aseguró que ahora que vive una vida alejada de las cámaras, es mucho más “liberador”.

Getty Images

¡Incluso llamó a la industria como una “trampa” de la que escapó cuando se casó con Benji Madden en 2015!

“Soy absolutamente una víctima de todas las objetivaciones y explotaciones sociales a las que están sujetas las mujeres”, dijo. “Es difícil mirarse a una misma y no juzgarse viendo otros estándares de belleza, y creo que esa es una de las cosas más grandes, la niña de los últimos ocho años: soy como salvaje, soy como un animal salvaje, soy una bestia”, aseguró.

“Literalmente, lo último en lo que pienso a diario es en mi apariencia“, reveló.

¡E incluso fue más lejos y dijo confesó que ya no le gusta lavarse la cara!

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Según dijo, su prioridad ahora, mientras se prepara para cumplir 50 años, es “mantenerse fuerte”. Tanto así, que de acuerdo a los informes, Cameron Diaz ha rechazado casi $100 millones de dólares en ofertas de películas, porque se niega a volver a Hollywood y prefiere vivir una vida más privada y familiar.

Puede interesarte