Por Catalina Maldonado
27 diciembre, 2019

Según la American Cancer Society, caminar podría recudir las posibilidades de contraer cáncer de hígado en un 18% y cáncer de seno en un 6%.

Las fiestas de fin de año ya están terminando y luego de todo lo comido – y disfrutado por supuesto – nos viene la culpa y las ganas de volver a bajar esos kilos que quizás subimos durante las fiestas. Ahora te contamos que quizás caminar podría ser una buena opción. 

Dile adiós a largas horas en el gimnasio porque caminar tiene un beneficio más allá de lo exterior, ya que según estudio realizado por la American Cancer Society, hacer este ejercicio por 20 minutos diarios podría reducir el riesgo de padecer 7 tipos de cáncer distintos. 

iStock/Thinkstock

Así es, el estudio realizado por este grupo de científicos podría traer una solución tan sencilla para una de las enfermedades más complicadas del mundo y que se lleva millones de vidas cada año.

Según indican, la idea de este ejercicio es que se complete en una semana un total de dos horas y media de caminata moderada, que podría ser caminar propiamente tal o también un paseo en bicicleta no extenuante.

UA Little Rock

Este tipo de ejercicio, de forma periódica, comprobó que puede recudir el riesgo de cáncer de hígado en un 18 por ciento. Y eso aumentó a 27% por ciento por el equivalente a aumentar el ejercicio moderado a cinco horas a la semana. 

Con respecto al cáncer de seno para las mujeres, y una de las causas de muerte más altas en ellas, considera que la caminata disminuyó un 6% con dos horas y media de ejercicio, y un 10% si este se eleva a cinco horas semanales. Para el riesgo de cáncer de riñon en ambos sexos, bajo en un 11%, y 17% aumentando el ejercicio a cinco horas.

Shutterstock

Este estudio se realizó en base al seguimiento de 755.549 personas durante una década en promedio, ahora recién nos revelan los resultados. Según la Dra. Alpa Patel, coautora del estudio de American Cancel Society, dijo:

«Lo emocionante de estos resultados es que demuestran que incorporar una pequeña cantidad de actividad regular de intensidad moderada, como una caminata rápida, puede proporcionar una gran beneficios por el riesgo de contraer varios tipos de cáncer».

Agregando que: «Esa es una buena noticia para las muchas personas que, cuando escuchan que deben hacer más ejercicio para su salud o para la prevención del cáncer, piensan que eso significa algo drástico como tener que comenzar a entrenar para un maratón». 

Estos resultados que sugieren el ejercicio se relacionan directamente con el riesgo de cáncer porque ayudan a perder peso. Pero para personas activas, incluso si no pierden peso, pueden obtener la misma protección contra la enfermedad.

Por ejemplo, las mujeres que realizaron la cantidad recomendada de actividad tenían hasta un 18 por ciento menos probabilidades de contraer cáncer de útero que aquellas que estaban inactivas. También tenían hasta un 18 por ciento menos de probabilidades de contraer linfoma no Hodgkin.

Shutterstock

Los hombres que realizaron la cantidad recomendada de actividad física tuvieron hasta un 14% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de colon.

Ambos sexos vieron un riesgo reducido de hasta el 19 por ciento para el mieloma de cáncer de sangre, son algunos de los resultados que pudieron revelar este extenso estudio.

Entonces la tarea que debemos llevarnos a nuestra casa es incorporar la caminata a nuestra rutina diaria, porque además de bajar unos kilitos de más, podemos recudir en gran medida la probabilidad de contraer cáncer a futuro.

¡A caminar se ha dicho!

Puede interesarte