Por Andrea Araya Moya
10 enero, 2020

Manejó su auto con cara «de pocos amigos». No está nada contenta 😮

Cuando el príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron que querían renunciar a sus derechos y deberes de la corona británica, de inmediato todos los ojos se volcaron a William, Kate y específicamente a la Reina Isabel. Y aunque sólo envió un comunicado en el que se decía que no había «nada oficial», la verdad es que a la reina no se le había visto públicamente desde entonces… hasta ahora.

Por un lado el príncipe William y Carlos estarían estar «ardientes de ira», luego de enterarse de la noticia pocos minutos antes de que se publicara oficialmente en la página de Instagram de los duques de Sussex.

John McLellan

Y, por el otro, la Reina Isabel aseguraba que nada estaba dicho y que era una discusión que no ha terminado. Y desde ahí no había aparecido en público después de su video navideño en el que no había foto alguna de Harry y Meghan.

Pero la monarca decidió salir y nada menos que conduciendo su propio Land Rover y con una cara de «pocos amigos» que alejaría a cualquiera. En serio.

La monarca condujo su vehículo para dirigirse a una sesión de fotos en un campo, en medio de la polémica que sigue en pie entre ella y su «nieto favorito». Su cara jamás tuvo un dejo de alegría, y su boca jamás esbozó una sonrisa, ni relajo. En ningún momento.

Al parecer las cosas están peor de lo que muchos pensaron.



Mientras William y Carlos han enviado a sus equipos a buscar soluciones para esta situación, Harry y Meghan estarán viviendo en Norteamérica y apoyando a la reina en sus deberes desde allá.

Puede interesarte