La octava entrega de la saga “Rápido y Furioso” está por estrenarse.

Su muerte fue súbita y violenta. El 30 de noviembre de 2013 los medios informaron que la vida de Paul Walker, actor estadounidense conocido por su rol en la película Rápido y Furioso, había acabado. El artista se estrelló contra un poste mientras conducía un Porsche. Walker estaba en un descanso de las grabaciones de la entrega número 7 de la saga Rápido y Furioso.

Su muerte provocó un remezón en el mundo artístico y -por supuesto- en el elenco de la película, que estuvo a punto de ser cancelada. Finalmente se completaron las escenas finales con tomas de sus hermanos Caleb y Cody.

Todos pensaron que la saga quedaría allí, en la película número 7. Sin embargo, los planes incluían un octavo filme.

“Fue Paul Walker quien prometió ocho (…) Eso da vueltas y vueltas en mi cabeza”.

-Vin Diesel, citado en HelloGiggles- 

Vin Diesel, que participa de la octava entrega, aprovechó una proyección del filme “El Destino de los Furiosos” en CinemaCon para dedicar un hermoso homenaje al actor con quien compartió tanto:

“Este ángel era tan integral para nuestro milenio a su concepto de hermandad. Hay algo bello en eso. Hay algo que celebra en eso. Siempre siento que está mirando hacia nosotros para que no lo decepcionemos”.

-Vin Diesel-

“El Destino de los Furiosos” se estrena el 14 de abril en Estados Unidos.

Me imagino lo difícil que debe ser para Vin Diesel continuar en un proyecto que siempre imaginó con un amigo que ahora le recuerda tanto a él…