Por Francisca García
7 septiembre, 2017

La depresión del artista le pesaba bajo la superficie.

La trágica muerte de Chester Bennington, el cantante de Linkin Park, ha abierto para muchos una conversación que empezó con el suicidio de su mejor amigo, Chris Cornell. Ambos artistas sufrían de depresión, y habían luchado contra sus demonios por muchos años antes de tomar la decisión de terminar con sus vidas.

Talinda Bennington, la esposa de Chester, ha utilizado su cuenta de Twitter para hablar sobre las enfermedades mentales y el suicidio del artista.

En la fotografía, podemos ver a Chester sonriendo ampliamente con su familia y Talinda dice:

«Esto pasó sólo días antes de que mi esposo tomara su propia vida. Los pensamientos suicidas estaban ahí, pero nunca lo sabrías».

AP

Con el hashtag #FuckDepression, Talinda se ha convertido en una gran partidaria por el tratamiento y prevención de este tipo de condiciones.

Talinda también busca apoyar a los fans de la banda, usando el hashtag #MakeChesterProud. Con este hashtag la esposa del artista busca que la comunidad de fans de Linkin Park funcione al mismo tiempo como una red de apoyo para quienes se sientan inclinados a terminar con sus vidas, como lo hizo el cantante.

Puede interesarte