Por Simona Villela
30 noviembre, 2017

En total, la mujer se ha sometido a 10 procedimientos quirúrgicos que han desencadenado que luzca 10 o incluso 20 años más joven. Su esposo declara que ella “es lo más cercano a la perfección”.

En el año 1995, Philip Craft y Anna se conocieron en el hospital en donde Craft estaba terminando su último año de medicina. Ambos concuerdan en que fue amor a primera vista, por lo que el inicio de su relación se desarrolló de manera precipitada. Tras conocerse un par de meses, decidieron contraer matrimonio y actualmente tienen dos hijos.

Al ser cirujano plástico, Philip instó de forma constante a su esposa a someterse a cirugías plásticas para alterar y mejorar aquellos aspectos de su cuerpo con los que se sintiera incómoda, sin embargo ella nunca aceptó. Fue recién cuando dio a luz que Anna manifestó sus primeros deseos de someterse a una operación, debido a que su abdomen había experimentado cambios durante el embarazo.

Inside Edition
Inside Edition
Inside Edition

Lo que comenzó como un pequeño retoque terminó en al menos 10 cirugías plásticas, las cuales le han entregado una apariencia completamente a la mujer, quien actualmente luce de 10 o incluso 20 años menor. Algunas de las cirugías más importantes a las que se ha sometido son liposucción, levantamiento de glúteos y aumento de senos.

Anna asegura que tras las intervenciones ha logrado conseguir una apariencia que la enorgullece y que sin duda alguna la hace sentir segura de sí misma. Lo mismo siente Philip, quien asegura que su mujer “es lo más cercano a la perfección”. 

Inside Edition
Inside Edition
Inside Edition

En los últimos años Anna se ha convertido en la modelo de su esposo, quien suele mostrar a otros pacientes las fotografías que avalan el cambio como fiel prueba de su trabajo.

Te puede interesar