Por Javiera Spröhnle
17 marzo, 2017

Estuvo con él incluso cuando la madre del entonces joven artista desapareció.

Este 2001 se cumplen 30 años desde que se lanzó el disco «Soy como quiero ser» de Luis Miguel. Ese disco que lo empujó a la fama y reconocimiento mundial. Ese, que el gran pianista de jazz, Juan Carlos Calderón, dirigió con increíble éxito y que El Sol de México recuerda con felicidad y melancolía.

Getty

Para el 1984, la carrera musical de Luis Miguel estaba estancada debido al excesivo control de su padre, Luis Rey, quien continuaba componiendo canciones fuera de tono y edad para su hijo. Hasta que el artista español entró en escena: Juan Carlos se hizo cargo del disco Palabra de honor de Luismi, lo que le significó un premio Grammy por la canción Me gustas tal y como eres.

Getty

Luego, vinieron grandes éxitos en su carrera como cuando se presentó en el Festival de San Remo y el Festival de Viña del Mar en 1985. Pero, no fue hasta que El Sol vivió uno de los momentos más difíciles de su vida, que la dupla se volvió a unir.

Getty

El 1986, la madre de Luis Miguel, Marcella Basteri, desapareció sin dejar ningún rastro. Desde entonces, Luismi cambió, así como su estilo musical. Esto, significó que el cantante renunciara al sello discográfico EMI, para integrarse a Warner Music.

Getty

Fue entonces que Luis Miguel y Juan Carlos cerraron un nuevo trato que incluiría tres discos producidos por el español y la exclusividad de Calderón como manager del cantante. Al año siguiente, lanzaron el disco que transformaría su carrera: «Soy como quiero ser».

Getty

El éxito consiguió ocho discos de oro y cinco de platino, premiando más de cinco millones de discos vendidos. Ahí fue cuando el cantante se convirtió en el «fenómeno Luis Miguel». 

Getty

La incondicional, Culpable o no, Fría como el viento, Sin hablar, Entrégate, Tengo todo excepto a ti, Amante del amor, son sólo algunas de las canciones que Luismi y Calderón escribieron y actuaron en frente de todo el público. Se trata de una pequeña parte del legado que el pianista de jazz español, Juan Carlos Calderón, le dio a Luis Miguel convirtiéndolo de un niño simpático y agraciado en un artista de impacto global.

Getty

Juan Carlos Calderón murió en Madrid en noviembre de 2012, a los 74 años. La última vez que se vieron fue el 2010 en Los Ángeles, según el propio compositor contó al periódico El Mercurio, de Chile.

Getty

«Estuvimos juntos una semana y hablamos mucho todos los días. Después de eso le entró un virus estomacal, o algo así. Él es un hombre que trabaja mucho, y la ansiedad, igual que a mí, le afecta muchísimo. Él lleva un peso encima muy grande, es un gran profesional y no puede liberarse. Yo honestamente siento ternura hacia él, por todo lo que ha tenido que soportar»

– Juan Carlos Calderón –

Getty

Se dice que Luis Miguel tiene dos padres: el biológico, Luisito Rey y su padre musical, Juan Carlos Calderón.

Puede interesarte